Las autoridades sanitarias de Colorado, en Estados Unidos, emitieron una alerta luego de detectar a una ardilla portadora de la peste bubónica.

Sucedió en la ciudad de Morrison, ubicada en el condado de Jefferson, donde se dio a conocer la información a través de un comunicado del Departamento de Salud Pública.

Consecuencia del diagnóstico positivo, se exhortó a las personas a tomar precauciones para protegerse y también a las mascotas.

El riesgo de infectarse, explicó el Departamento de Salud, es “extremadamente bajo” si se siguen indicaciones como eliminar fuentes de alimento, refugio y acceso de animales salvajes alrededor del hogar, no alimentar a estas especies y mantener los patios sin basura.

Al mismo tiempo, se recomienda evitar el contacto con animales o roedores muertos, tener precaución al manipular mascotas enfermas y consultar con un veterinario sobre el control de pulgas y garrapatas.

El Departamento de Salud recordó que la peste bubónica es una enfermedad infecciosa provocada por la bacteria Yersinia pestis, la cual puede ser contraída por humanos y animales domésticos, quienes pueden infectarse por la picadura de un animal salvaje o al tener contacto con sangre o tejidos de animales muertos con este padecimiento.

En caso de presentar alguno de los siguientes síntomas: fiebre alta, escalofríos, dolor de cabeza, náuseas y dolor extremo e hinchazón de ganglios linfáticos, es importante acudir al médico de manera urgente.

Esta nota originalmente se publicó en Noticias del Sol de la Laguna

Compartir

Dejar respuesta