Mara Gómez, ex titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV),explicó los motivos de renuncia a su cargo hace algunas semanas señalando como uno de ello la falta de apoyo institucional para realizar su labor.

«Lo que considero es que cuando no hay condiciones para ejercer funciones pues por dignidad es mejor retirarse, sentí que no había apoyo económica e institucional», explicó Gómez.

En entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula, la especialista en justicia y derechos humanos aseguró que la vocación humanista de la CEAV se ha ido perdiendo por culpa de algunos abogados «que aprovechan el dolor de las víctimas para hacerse con honorarios enormes a cargos de fondo del fideicomiso que solo debería de ser para las víctimas.

Mara Gómez aseguró que esa situación lo expuso ante la junta de gobierno y asamblea consultiva de la CEAV, lo que derivó en 12 auditorías.

Gómez expuso que algunas personas que tienen tomadas el lobby de la CEAV son falsas víctimas pero otras sí lo son.

Mara Gómez explicó que la Comisión Ejecutiva no es eficiente para la atención a víctimas en temas de retrasos de pagos, por poner un ejemplo.

«Hay que seguir adelante, la forma en que hemos enfrentado la crisis de derechos humanos no es suficiente(…) yo sí llegué con muchas ganas de cambiar la institución», aseguró.

El 24 de junio, Mara Gómez formalizó su renuncia ante el Senado como titular de la Comisión Ejecutiva de Atención de Víctimas (CEAV) y afirmó que “no se puede transformar una institución y atender eficazmente la responsabilidades que le compete, si no se cuenta con el apoyo necesario, tanto económico como institucional”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta