Grupo Famsa anunció que emitió una solicitud de retiro voluntario del Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos, proceso al que se sometió derivado principalmente de la revocación de la licencia bancaria de Banco Ahorro Famsa S.A en México.

Lo anterior, indicó, modifica el entorno bajo el cual se amparan los términos y condiciones de la votación de propuesta del plan de refinanciamiento de los Bonos 2020.

Grupo Famsa

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la compañía señaló que la presentación de la solicitud del desistimiento no ejecuta de manera inmediata el retiro de la protección que otorga el Capítulo 11, ya que se deberá de contar con la autorización del Tribunal de Bancarrota de los Estados Unidos ante la cual se presentó la solicitud referida.

Fue el 26 de junio que la compañía hizo formal dicha solicitud que otorga la facilidad de realizar una reestructura para continuar sus operaciones.

«Es importante mencionar que el retiro voluntario de la protección del Capítulo 11 también se efectúa con el fin de salvaguardar a sus acreedores y el patrimonio de la compañía», añadió la empresa.

Al primer trimestre del año Famsa reportó ventas por 4 mil 573 millones de pesos, una variación negativa de 4.9 por ciento. Ante la emergencia sanitaria la mayor parte de tiendas departamentales y especializadas han permanecido cerradas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta