Donald Trump dio a conocer el fin del trato preferencial para Hong Kong y dijo que ya firmó la ley de sanciones para penalizar a funcionarios chinos que apliquen nuevas reglas de seguridad en la antigua colonia británica.

«Hong Kong va a ser tratado igual que China», dijo Trump detallando que la antigua colonia británica va a perder privilegios, como un tratamiento económico especial y el acceso a exportaciones de tecnología sensibles.

Pekín aprobó una ley de seguridad para endurecer los castigos por actividades que se consideren subversivas en Hong Kong, después de que el año pasado la antigua colonia viviera multitudinarias movilizaciones contra el poder de China continental.

Según varios activistas, esta ley termina con las libertades que hacen de Hong Kong uno de los principales centros financieros del mundo.

A principios de julio, el Congreso estadounidense aprobó una ley para penalizar a los funcionarios chinos que apliquen las nuevas reglas de seguridad contra Hong Kong y que también afecta a los bancos que tengan transacciones significativas con ellos.

«Hoy firmé la legislación y la orden ejecutiva para hacer que China sea responsabilizada por sus acciones opresivas contra el pueblo de Hong Kong», afirmó Trump.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta