Con el propósito de desarrollar una prueba rápida de antígenos de covid-19, el Instituto de Tecnología de Massachusetts (IMT) se asoció con el conglomerado industrial estadunidense 3M Co.

La prueba arrojará resultados en cuestión de minutos y podría ser administrada a bajo costo con dispositivos en base a papel, similares a los test de embarazos caseros, por lo que podrían ser entregados en cualquier centro de salud o farmacia.

«Estamos buscando mejorar la rapidez, el acceso y los costos de la prueba del virus, un paso importante en ayudar a prevenir su propagación», dijo John Banovetz, jefe de oficina de tecnología de 3M.

El proyecto recibió aportes de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, que apoya los esfuerzos para acelerar los diagnósticos de contagios del coronavirus.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta