Petróleos Mexicanos puede proteger su liquidez recurriendo a sus líneas de crédito, pero sus necesidades de financiamiento externo aumentarán en 2021, en medio de una generación de efectivo débil y persistente en comparación con los niveles de 2019, por la baja precios y demanda de combustible, señaló Moody’s Investors Service.

La Senior Vice President de Moody’s, Nymia Almeida, señaló que prevén que Pemex tenga que recurrir a los 4.8 mil millones de dólares disponibles a principios de junio de 2020, para ayudar a financiar suficiente inversión de capital en el año, solo para mantener su producción estable, un paso atrás de sus proyecciones originales para un crecimiento del 9 por ciento.

Las coberturas de petróleo de Pemex cubren solo una pequeña porción de su producción y no serán suficientes para proteger la liquidez y pese los esfuerzos hechos para reducir su riesgo de financiamiento, el riesgo de liquidez sigue siendo alto.

En un reporte sobre las medidas adoptados por las compañías de petróleo y gas de América Latina, señaló que un poco más de la mitad de las compañías petroleras de la región es propiedad total o mayoritaria del gobierno nacional, por lo cual es improbable que esas compañías entren en incumplimiento.

«Las compañías han adoptado varias medidas para proteger su liquidez frente a la caída y la volatilidad de los precios de los commodities en 2020 antes de que disminuyan los suministros e inventarios y el mercado comience a estabilizarse; sin embargo, hasta ahora, los esfuerzos del sector solo han resultado tener un éxito parcial».

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta