CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- A medida que México se acerca a los 300 mil casos confirmados de covid-19 y rebasó ya los 35 mil fallecimientos por complicaciones derivadas de esta enfermedad, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, denunció que medios de comunicación alimentan la “infodemia” y fomentan la “confrontación” y la “intriga” en torno a la pandemia.

Durante la conferencia vespertina de este domingo 12, en la cual recalcó la “buena noticia” de que la epidemia esté en “desaceleración” a nivel nacional, el doctor se quejó que medios de comunicación hayan “distorsionado” sus declaraciones de días recientes, y negó con énfasis haber echado la “culpa a los estados”, pues aseveró que habló de “corresponsabilidad” respecto a la gestión de la crisis sanitaria.

“¡Vean la conferencia, vean qué dije!”, retó el funcionario.

Apuntando hacia la cámara y su audiencia virtual con el dedo, remató: “el riesgo no es para mí, no para el presidente de la República, no es para el gobierno: un repunte de la epidemia es un riesgo para todos ustedes”.

Aparte, resaltó que “nunca, nunca, nunca, y esto se puede documentar, nunca en la historia de la Salud Pública en México, se había puesto a la disposición las bases de datos completas, para que las explote quién quiera”.

Y abundó:

“Me sumo al planteamiento que hoy hizo el señor presidente: consideramos desafortunado que personas involucradas en los medios de comunicación, cualquiera que sea, ante un fenómeno que representa una amenaza mundial, y desde luego para el país, en lugar de optar por la unidad, en lugar de optar por facilitarle a la población –no al gobierno-, elementos de información que le ayuden a tomar decisiones a favor de su salud y de su familia y de su comunidad y de todo México.

“en lugar de esto está muy claro que hay medios que mantienen una agenda política, una agenda de confrontación, y hacen llamados o expresiones que, si uno confronta con la realidad, pues se da cuenta que es una distorsión”.

En su presentación de los avances de la epidemia, López-Gatell aseveró que en las últimas semanas se observó un “crecimiento mucho más lento” –“es notorio el lentecimiento de la epidemia”, insistió–, marcado por un incremento promedio de 1% de los casos confirmados.

Las cifras oficiales indican que 48 mil 822 personas tienen actualmente la enfermedad activa, es decir, un 15% de las personas infectadas en México desde el inicio, y si bien 299 mil 750 pruebas salieron positivas hasta el momento, las autoridades de salud estiman que 335 mil 922 personas han sido infectadas, pero que la diferencia está esperando los resultados de sus pruebas.

Esta nota originalmente se publicó en Proceso

Compartir

Dejar respuesta