La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados aprobó la creación de un grupo técnico encargado de analizar la viabilidad de las iniciativas para establecer el ingreso mínimo vital como apoyo económico a quienes han perdido su empleo por los efectos de la pandemia del coronavirus covid-19.

El grupo de trabajo será integrado por un legislador de cada una de las ocho fracciones parlamentarias en San Lázaro y tendrá como objetivo estudiar el funcionamiento de dicha medida en otros países, así como sus alcances normativos, económicos y presupuestales.

En reunión virtual, la Junta de Coordinación Política encabezada por el morenista Mario Delgado subrayó que, desde el inicio de la pandemia, la Cámara de Diputados abrió el debate sobre la también llamada renta básica universal adoptada en otros países afectados por la crisis sanitaria.

“Con la conformación de este grupo se podrán analizar las propuestas de otros países, la experiencia comparada y los alcances normativos, económicos y presupuestales de esta iniciativa, que incide en la necesidad de mejorar la protección ante las condiciones adversas en un Estado social de bienestar”, puntualizó el órgano legislativo.

Los líderes parlamentarios reconocieron la importancia del acuerdo para crear el grupo plural y con ello buscar alternativas para la atención de la economía familiar en medio de la pandemia.

Por separado, el grupo parlamentario del PAN en el Senado de la República pidió convocar con carácter urgente a las dos cámaras del Congreso de la Unión para discutir y aprobar su propuesta de ingreso básico universal, con el fin de apoyar a empleados e informales que han perdido sus ingresos durante la crisis sanitaria.

En representación de su bancada, los senadores panistas Damián Zepeda, Xóchitl Gálvez y Lilly Téllez celebraron el creciente consenso en torno a la iniciativa presentada en marzo.

“El día de hoy los senadores del PAN estamos haciendo un llamado para que el Senado de la República y la Comisión Permanente convoquen de manera urgente a un periodo extraordinario para aprobar el ingreso básico universal, como medida de apoyo para todos los mexicanos trabajadores en este tiempo de contingencia, de crisis económica, derivada del covid-19”, remarcaron.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta