CIUDAD DE MÉXICO.- El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de México, Santiago Nieto, dijo que está investigando tramas de corrupción en el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) y aseguró contundente que el expresidente será denunciado si se hallan indicios que lo vinculen.

“No (investigamos) directamente sobre él, pero (sí) sobre todo el Gobierno. Si aparece Peña Nieto en las investigaciones, por supuesto que será denunciado ante las instancias competentes”, dijo en entrevista el titular de este organismo, dependiente de la Secretaría de Hacienda, que persigue el lavado de dinero en el país.

En su despacho, Nieto aseguró que durante la administración anterior “la corrupción era sistemática” y que se utilizaban las instituciones del combate a la corrupción para “extorsionar a empresarios y otras personas”.

Además, dijo que en 2016 se creó un Sistema Nacional Anticorrupción como “estrategia de simulación”, ya que no se tenía “información fiscal ni financiera de los servidores públicos”.

En 2018, Andrés Manuel López Obrador llegó al poder con un vehemente discurso contra la corrupción, pero diluyó las esperanzas de muchos al anunciar que solo investigaría a Peña Nieto si los mexicanos lo decidían en una consulta ciudadana.

LOZOYA, EL GRAN GOLPE

Hasta el momento, el golpe más mediático contra la corrupción del Gobierno anterior ha sido el caso de Emilio Lozoya, director de Petróleos Mexicanos (Pemex) durante buena parte del mandato de Peña Nieto, que la semana pasada aceptó su extradición a México desde España, donde fue capturado en febrero.

“Evidentemente Emilio no se mandaba solo, hay muchas cosas que no se han aclarado y que las aclararemos en su momento”, dijo en ese momento el abogado del exfuncionario.

La UIF presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) cuatro denuncias contra Lozoya, entre las cuales está el haber recibido sobornos de la constructora brasileña Odebrecht y haber participado en la compra-venta fraudulenta de una planta de fertilizantes.

“Emilio Lozoya es un caso importante (…) pero no es el único caso”, dijo Nieto.

Agregó que gracias a denuncias de la UIF se logró “que cayera” el exlíder del sindicato de Pemex Carlos Romero Deschamps -quien renunció a su cargo sindical tras más de 25 años-, así como el exmagistrado de la Suprema Corte Eduardo Medina Mora.

 

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

Compartir

Dejar respuesta