Infraestructura y turismo potenciarán el desarrollo

Alfredo Martínez de Aguilar

* De entrada, la obtención del Premio a la Ciudad de Oaxaca como la Mejor Ciudad del Mundo por la revista @TravelLeisure es una bocanada de aire puro y un gran aliciente para pueblo y gobierno.
* La reunión entre los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump representa una inmejorable coyuntura favorable para impulsar el Corredor Interoceánico y el Ferrocarril del Istmo. 

¡Cuánta razón encierra la sabiduría popular al sentenciar no hay mal que por bien no venga! Las adversidades de los siniestros, por la descomunal fuerza de la naturaleza, traen buenas noticias.

Los astros se alinean finalmente a favor de Oaxaca y de los oaxaqueños. No sólo a favor de la administración del Gobernador Alejandro Murat Hinojosa. Si le va bien a él le va bien a Oaxaca. 

A primera vista pareciera que la vida, el tiempo y la naturaleza, se ensañaran contra su Gobierno.

Sin embargo, no es así. No hay mala suerte ni mal fario. Desgracias por desastres, sí los hay. 

Durante sus primeros cuatro años de Gobierno, Alejandro Murat ha enfrentado dos terremotos, inundaciones y deslaves por el paso de huracanes, caída del helicóptero y la pandemia Covid-19.

Con fe y esperanza en un Oaxaca mejor para todos, observamos con optimismo realista que el estado de cosas empieza a cambiar para bien. No hay mal que dure cien años ni quien los aguante.

De entrada, la obtención del Premio a la Ciudad de Oaxaca como la Mejor Ciudad del Mundo por la revista TravelLeisure es una bocanada de aire puro y un gran aliciente para pueblo y gobierno.

Con justa razón el Mandatario Estatal echó las campanas al vuelo mediante mensajes en la red social Twitter. “Somos el destino turístico No. 1, @TravelLeisure reconoce la grandeza de Oaxaca”. 

Con humildad y objetividad reconoció en uno de sus primeros mensajes: “Sé que hemos pasado momentos difíciles, pero salimos adelante porque las y los oaxaqueños somos más grandes”. 

“Oaxaca sigue demostrando que aún en la adversidad existe la unión, esa unión que nuestro pueblo expresa mejor que nadie a través del tequio, y que nos permite dar lo mejor que tenemos como destino turístico”, expresó el mandatario oaxaqueño al enterarse del reconocimiento.

“Hoy, la magia de Oaxaca y de su gente es premiada como “Mejor ciudad del mundo” y “Mejor ciudad en México» por @TravelLeisure”, destacó al lado del titular de la Secretaría de Turismo.

Acompañado de Juan Carlos Rivera, en el Centro Cultural y de Convenciones “nuestra historia, cultural, biodiversidad, tradiciones, arte y gastronomía, son nuestra Guelaguetza ante el mundo”.

Consciente de la importancia fundamental del trabajo en equipo, el Gobernador Murat agradeció “a los hoteleros y a la gente que trabaja en el sector turístico. El destino No. 1 es Oaxaca”.

Frecuentemente, de manera generalizada poco se repara en el enorme impacto social que tiene cada peso que se obtiene en la industria sin chimeneas al permear en todos los sectores sociales.

Y vaya que al estado de Oaxaca sobra gran riqueza cultural en muchos aspectos, a grado tal de ser considerada reserva espiritual de México y destino completo por sus diversos atractivos turísticos. 

El mismo fenómeno socioeconómico ocurre en materia de infraestructura, de ahí la importancia de detonar la industria de la construcción para reactivar la economía local del mercado interno.

En este sentido, cobran singular relevancia las numerosas obras de infraestructura del Programa de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec en el que destaca el anhelado Corredor Interoceánico.

De la mano de este megaproyecto camina de manera lenta, pero con paso firme, sin prisa, pero sin pausa, la modernización y rehabilitación de las vías del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec. 

No falta razón al Gobernador Alejandro Murat al apostar todo su resto en los dos años que quedan a su Gobierno, porque ambos megaproyectos cambiarán para siempre el rostro de Oaxaca.

La reunión entre los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump representa una inmejorable coyuntura favorable para impulsar la construcción de ambos megaproyectos 

Aun cuando todavía no se informa públicamente sobre el interés prioritario del Gobierno de Estados Unidos en el Corredor Interoceánico es innegable su valor geopolítico estratégico global.  

Además, Oaxaca será totalmente otra si a ello sumamos la próxima conclusión de la postergada construcción de las supercarreteras a las regiones del Istmo y a los destinos de playa de la Costa. 

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Compartir

Dejar respuesta