Aumentan los ciudadanos que se hacen presentes en parques públicos para tomar un descanso, sin tomar en consideración que la pandemia está latente.

Por ello, policías uniformados mantienen presencia en parques y jardines como el Zócalo, La Alameda, El Llano, entre otros, en donde invitan a las personas que esperan sentadas en las banquitas, a retirarse.

“Disculpen, pero no puede permanecer aquí por la emergencia; les pido por favor se retiren”, dice una mujer policía a una pareja que descansa en el área norte del Zócalo. Con disgusto, la pareja se retira rumbo a La Alameda en donde ocupa una banca en espera de ya no ser molestados.

El Jardín Madero, San Pablo y    San Juan de Dios puede observarse una notable presencia de ciudadanos que disfrutan de la sombra de los árboles, mientras en Oaxaca el número de enfermos por Covid-19, avanza.

Muchas personas han relajado las medidas preventivas y andan en las calles sin cubrebocas por lo que los uniformados les obsequian esta protección.  “Es importante usar cubrebocas, de esta forma disminuimos los riesgos de contagio, todos tenemos que cuidarnos”, le dice un policía a un señor de la tercera edad que camina sobre la calle Independencia.

 

El movimiento vehicular es importante y como cada día, los bancos registran largas filas, y se tiene mayor afluencia en la zona de la Central de Abasto y los mercados del centro.

 

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta