La Secretaría de Salud deberá proporcionar información sobre 13 aspectos específicos de la compra de insumos y equipos médicos que el gobierno mexicano hizo a China para enfrentar la epidemia de coronavirus.

Así lo determinó el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), después de que la dependencia negó contar con la información de esos 13 aspectos requerida por un ciudadano y, además, se declaró incompetente para atender la solicitud con el argumento de que la entidad responsable de la compra de esos productos fue el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

En el análisis del caso por parte de la ponencia del comisionado Rosendoevgueni Monterrey, se encontró que tanto la Secretaría como el Insabi tienen competencia para entregar la documentación requerida por lo que se revocó la respuesta y se le ordenó cumplir con lo solicitado por el ciudadano.

En alegatos, la Secretaría de Salud, a través de la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales, manifestó que en lo relacionado con el inventario de recursos para enfrentar la epidemia, sólo fungió como área contratante y el Insabi fue el área requirente.

“La ponencia a mi cargo analizó las constancias del expediente y llevó a cabo el estudio fáctico y normativo aplicado al caso concreto, del cual podemos desprender que existe una competencia concurrente entre la Secretaría de Salud y el Instituto de Salud para el Bienestar respecto al procedimiento de adquisición que interesa al particular solicitante; por lo que lo procedente era que dicha Secretaría en atención a sus atribuciones y funciones diera respuesta conducente a los requerimientos de información que le fueron formulados”, expuso el comisionado Monterrey Chepov.

Por lo tanto, consideró que no es viable validar la incompetencia manifestada por la Secretaría de Salud, pues si la Dirección General de Recursos Materiales y Servicios Generales es la encargada de coordinar y efectuar las adquisiciones de insumos que requieran de las unidades administrativas centrales y los organismos administrativos desconcentrados de la Secretaría de Salud, como es el caso del Insabi, debe contar con la información requerida.

El comisionado aseguró que esa Dirección General participó como contratante en el procedimiento denominado “servicio de traslado de insumos covid-19”.

Por otra parte, dijo, la subsecretaría de Administración y Finanzas de la Secretaría de Salud es el área encargada de autorizar los referidos procedimientos de compra.

Además, la Subsecretaría de Prevención y Promoción de Salud por conducto de su titular, Hugo López-Gatell, ha sido el portavoz del gobierno federal sobre la adquisición de insumos y equipo para la salud.

Ante ello, agregó que Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública obliga a todo ente que posee información pública, sin importar si la generó o no, a entregar la misma ante un requerimiento de información pública.

Por ello, propuso revocar la respuesta y ordenarle hacer una búsqueda exhaustiva y entregar la información que se le solicitó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta