El contagio acelerado de COVID-19 y el fallecimiento de al menos 26 personas en una semana provocó la preocupación de las autoridades municipales y sanitarias de Juchitán de Zaragoza, por lo que se están tomando algunas medidas de manera urgente, como el cierre temporal del Hospital General Dr. Macedonio Benítez Fuentes y el Mercado Público 5 de Septiembre, además de la excavación de fosas para la inhumación masiva.

El ayuntamiento no descartó sanciones administrativas y multas económicas contra aquellos que organicen fiestas y actos religiosos masivos. También se procederá a la clausura de bancos y comercios, en caso de no acatar la sana distancia y el uso de gel antibacterial y cubrebocas.

Juan Blas Jiménez, tesorero del Consejo de Administración del mercado, indicó que se presentó un brote de COVID-19 en el interior de este espacio, por lo que se llevó a cabo una consulta con los locatarios, y la mayoría acordó el cierre temporalmente hasta el 15 de julio, para evitar más casos y se pueda llevar a cabo la sanitización de todas las áreas.

En esta misma situación está el Hospital Dr. General Macedonio Benítez Fuentes, que presenta 20 casos positivos entre los trabajadores, por lo que se tendrá que cerrar el inmueble cinco días, para que se realice una sanitización; mientras, los pacientes serán atendidos en otras unidades.

El encargado de la Jefatura de la Jurisdicción Sanitaria número 2, Gonzalo Cruz Antonio, indicó que los pacientes que estaban en el área COVID fueron referidos al Hospital Número 25.

Ante el incremento de decesos, el Ayuntamiento lleva a cabo la excavación de fosas para las inhumaciones en el anexo en los panteones Domingo de Ramosy Lunes Santos.

Jorge Valdivieso Luis, regidor de Parques y Panteones, indicó que desde el pasado viernes comenzaron a incrementarse los fallecimientos, y en una semana se ha tenido al menos 26.

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México
Compartir

Dejar respuesta