El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consideró «interesante» que el rapero Kanye West se postulará para la presidencia de Estados Unidos, pero aseguró que su verdadero objetivo deben ser las elecciones de 2024.

«Podría. Es muy interesante», señaló Trump en nota publicada este martes en el sitio Realclear Politics. «Si lo hiciera, tendría que verlo como un globo de prueba para lo que sucederá dentro cuatro años», dijo Trump, quien había recibido a Kanye West, uno de sus seguidores más famosos, en La Oficina Oval de la Casa Blanca en 2018.

Kanye West anunció su intención de postularse a la presidencia de EU el pasado sábado.

¿Va en serio la candidatura de Kanye West?

West, multimillonario cantante, productor y empresario de 43 años, mencionó su candidatura con un enigmático mensaje en su cuenta de Twitter. Desde entonces no ha proporcionado ningún detalle sobre una posible candidatura y muchos cuestionan si hay posibilidades reales o todo encaja en una maniobra de promoción personal.

«Ahora debemos cumplir la promesa de Estados Unidos confiando en Dios, unificando nuestras visiones y construyendo nuestro futuro. ¡Me postulo para presidente de los Estados Unidos! # 2020VISION» tuiteó Kanye West el sábado.

Por surrealista que parezca en otras partes del mundo, la noticia no desentonó tanto en un país que posee un variado historial de celebridades del entretenimiento que han dado el salto a la política, con Ronald Reagan, Arnold Schwarzenegger, Clint Eastwood y el propio Donald Trump como fichajes destacados.

Reagan, el influyente entre los republicanos

Reagan era actor de Hollywood cuando se cambió del progresista Partido Demócrata al lado conservador y llegó a ser uno de los inquilinos más recordados de la Casa Blanca. El mandatario, que gobernó de 1981 a 1989 es uno del los más influyentes en la ideología del Partido Republicano.Tras ganar las elecciones en 1980 ante Jimmy Carter, impulsó las bases del sistema económico neoliberal, que generó en sus primeros años gran crecimiento en Estados Unidos, sin emabrgo, fue un fuerte impulsor contra la URSS durante la guerra fría, financiando movimientos anticomunistas.

Además, West ya había especulado sobre su incursión en la política en varias entrevistas y discursos grandilocuentes de galas de premios. Pero el aviso reciente es el más firme hasta la fecha: En una fecha señalada, con el lema «2020 VISION» y, esta vez sí, respaldado por su mediática esposa Kim Kardashian West.

A falta de cuatro meses para los comicios, el músico no ha registrado oficialmente su candidatura en la Comisión de Elecciones Federales (FEC) aseguró este martes un vocero del organismo.

Tampoco ha presentado una campaña, ni ha desplegado ninguna recogida de firmas y mucho menos negociado ser el candidato de alguno de los partidos minoritarios de Estados Unidos.

Kim Kardashian y Kanye West destacan principalmente por sus declaraciones polémicas y sacar beneficios de su vida pública y privada.

Hay probabilidades, pero son escasas

Aún tiene tiempo, pero el plazo para registrarse como independiente ha expirado en un puñado de estados, algunos tan populosos como Nueva York y Texas.

Una opción, la más improbable, es que West se registre en las filas demócratas o republicanas, los únicos partidos que ofrecen opciones reales de formar gobierno y que tienen en Joe Biden (demócrata) y Donald Trump (republicano) sus, más que seguros, candidatos. El movimiento sería confuso, pues aunque West simpatizó con Barack Obama en el pasado, últimamente se deshace en halagos por Trump.

Con ese escenario, el sistema electoral estadunidense aún deja una opción posible: que los votantes escriban su nombre en las papeletas. Para ello, tendría que desplegar una enorme campaña promocional y el método no está permitido en todos los estados.

Dinero, fama y exposición tiene. De sobra. Según la revista Forbes es la estrella mejor pagada en 2020. Aunque debería maquillar un currículum repleto de polémicas y abruptos de egocentrismo como cuando dijo que «el mayor artista de todos los tiempos» al presentar su último disco ‘Jesus is King’ en noviembre pasado.

Pocos niegan los méritos artísticos de Kanye West, uno de los raperos más influyentes con discos aclamados como ‘My Beautiful Dark Twisted Fantasy’ y ‘Yeezus’, pero el personaje mediático ha eclipsado al artista. West anunció su «candidatura» presidencial días después de adelantar una nueva canción y un álbum titulado «God’s Country».

El músico y la familia Kardashian son expertos en ocupar titulares y sacar rédito a cualquier aspecto de su vida, desde una enemistad con Taylor Swift exprimida durante una década a su reencuentro con la religión.  Con todo analizado, tampoco sería tan raro que West participara en un debate presidencial.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta