Alexi Espinoza

Entre aplausos de médicos y enfermeras militares, fue despedido la tarde de este martes un hombre de 66 años que pudo escapar de las garras de la muerte al vencer al Covid-19.

Fue dado de alta del Hospital Militar de Ixcotel en donde estuvo intubado por espacio de una semana.

Su mirada acarició la tarde bella del martes. Se notaba maltrecho, vapuleado por la enfermedad de la que pocos se salvan para contarla.

El paciente es un enfermo anónimo que recibió las atenciones de los médicos y enfermeras militares que emocionados vieron partir en una ambulancia al hombre que, como muchos, ingresan a ese hospital enfermos, para luego luchar por sobrevivir de la pandemia. Pocos son los que lo logran.

Mientras el hombre daba gracias a Dios, afuera, en la calle, decenas de hombres y mujeres en automóviles o a pie realizaban su vida normal. En tanto, el número de personas contagiadas del mortal virus, va a la alza, lamentablemente.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta