Omar Gómez Trejo, titular de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa, dijo que en la Barranca La Carnicería, donde encontraron los restos del estudiante Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, no hubo indicios de fuego.

«El hallazgo abre una línea de investigación que hay que empezar a corroborar datos, buscar pruebas, que se vaya formando una narrativa sobre qué le pasó a Christian y al resto de sus compañeros», comentó el fiscal del caso en entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula.

El fiscal del caso Ayotzinapa comentó que se han seguido buscando indicios de los 43 normalistas desaparecidos en otros lugares, donde también han recolectado algunas pruebas que se llevarán a Austria cuando se abran las fronteras y se puedan realizar los traslados.

También informó que hasta el momento de lo único que se tiene certeza en la investigación es del paradero de Christian Alfonso Rodríguez ya que el de Alexander Mora Venancio no se sabe dónde se encontraron realmente los restos pues hay anomalías en la investigación.

Esto ha provocado judicializaciones en carpetas de investigación, así como el reconocimiento de autoridades que llevaron a cabo estas anomalías como es el caso del titular de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón, a quien también se le activó una ficha roja.

«A eso sumamos lo que en su momento se había dicho, la participación de otros niveles de autoridades y es lo que estamos corroborando, en su momento daremos a conocer noticias claras para informar sobre cuestiones más técnico-jurídicas, sobre participación de acciones por omisión y eso sí cambia la narrativa, incluso del propio momento de la detención de los estudiantes», dijo.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta