Las tarifas de porteo que fueron incrementadas por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), afectan en primer lugar a las sociedades de autoabasto, donde fundamentalmente hay usuarios comerciales e industriales quienes recibirán un impacto inmediato, al tener que asumir un mayor costo por la energía, explicó que socio fundador de Enix, Francisco Salazar.

Dichas tarifas, son aquellos derechos que pagan las empresas por utilizar las líneas de transmisión y distribución de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por las que ahora deberán pagar más.

De acuerdo con el ex comisionado presidente de la CRE, si dichas sociedades decidieran salirse de sus esquemas y migrar a algún otro, automáticamente van a tener un aumento, ya que su esquema actual es más competitivo, por lo que al final con otro suministrador tendrán un impacto económico.

El pasado 28 de mayo la CRE aprobó en su sesión extraordinaria los nuevos cargos por transporte de energía eléctrica y el pasado 10 de junio la Comisión Federal de Electricidad (CFE) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), los cargos a precios de 2018 para las centrales de generación por fuentes renovables o cogeneración eficiente en Contratos Legados.

Durante el webinar ¿Cómo bajará la factura eléctrica con energías renovables?, que organizó la Comisión de Energía de Tamaulipas, Francisco Salazar dijo que la medida del aumento en el porteo para

los contratos legados va en contra de lo que dispone la Ley de la Industria Eléctrica donde no se podía ver modificado.

En otro punto dijo: «Me parece que no tiene razón de ser y no tiene sustento lo que hicieron con las tarifas de porteo. En su momento fue tratar de internalizar las externalidades que había en el sector eléctrico mexicano y promover con un mandato de política pública específica, la promoción de las energías renovables», dijo.

Agregó que al final estas disposiciones no sólo afectan a las inversiones y empresas consumidoras, también al país en general. «El camino para reducir los costos de la factura o los subsidios pasa por maximizar el uso de las energías renovables».

A manera de conclusión, refirió que la energía más cara es la que produce CFE, destacando la que se basa en el combustóleo, mientras que la energía que generan los privados es más competitiva.

«En promedio, los costos unitarios de los productores independientes de energía son casi un 19 por ciento más económicos. La energía de las subastas es todavía más competitiva: comparada con el costo unitario promedio de CFE en mayo es casi 63 por ciento más barata».

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta