4Con la transición al semáforo naranja de contagios de Covid-19, las actividades en la ciudad de Oaxaca han reiniciarlo de manera paulatina, aunque no todos los negocios abrieron sus puertas.

Con la apertura de los restaurantes a un 40 por ciento de su capacidad, se permitió el paso en el Zócalo y la Alameda de León, aunque en la zona de los portales, solo un restaurante colocó mesas al exterior, y el resto sólo ofrece servicio para llevar.

Sin embargo, en esta parte de la ciudad, sólo ésta permitido el paso, y las personas no pueden quedarse en las bancas a descansar, sin embargo, la medida es francamente ignorada.

En las inmediaciones de los mercados del centro, la actividad es imperante, con puestos ambulantes, mientras que las instituciones bancarias registran altas concentraciones de personas.

En la víspera, el Cabildo del Ayuntamiento citadino autorizó la reapertura de las actividades comerciales “con la aplicación de reglas sanitarias estrictas y en cabal apego a lineamientos técnicos”.

Sin embargo, la ciudad de Oaxaca  sigue con registros más altos de la pandemia por lo que algunos expertos consideran que en los próximos días podría darse un rebrote  que provocaría un mayor número de decesos.

Lo grave es que los municipios conurbados como Santa Cruz Xoxocotlán, Santa Lucía del Camino y San Antonio de la Cal  también tienen muchos enfermos. Por ejemplo, hasta ayer domingo, Xoxo registraba 471 casos con 64 nuevos enfermos; Santa Lucía 266, con 9 casos nuevos y San Antonio 144, con 5 casos nuevos.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta