En mayo pasado, el Índice de Morosidad (IMOR) de los bancos, es decir el volumen de créditos considerados morosos sobre el total de operaciones de préstamo y crédito, pasó de un nivel de 2.16 por ciento a 2.41 por ciento en el último año, lo que deja ver el golpe que traerá para los bolsillos de los mexicanos la crisis económica, provocada por el coronavirus.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la cartera total de crédito sumó al quinto mes del año 5 billones 599 mil millones de pesos, siendo el sector de crédito al consumo, reflejo de la demanda por financiamiento de las familias mexicanas y del golpe que ha provocado la pandemia de coronavirus con un IMOR de 4.86 por ciento superior al 4.42 por ciento del mes anterior e incluso 20 puntos porcentuales más que en abril.

De acuerdo con el desagregado, la morosidad en tarjeta de crédito (TDC) se ubicó en 5.76 por ciento, mayor al 5.34 de mayo de 2019, mientras que el IMOR de los créditos nómina se mantuvo durante el último año en 2.85 por ciento.

Créditos de nómina los que aumentaron más morosidad

En este sentido, el que tuvo el mayor aumento fue el rubro de los créditos nómina pasando de 6.21 por ciento a 7.0 por ciento en abril y a 7.84 en mayo; en este sentido los préstamos al sector automotriz tienen un IMOR de 2.46 por ciento de la cartera, desde 2.10 por ciento registrado en el quinto mes de 2019.

La morosidad ha representado para los bancos un problema, a pesar de mantener este rubro contenido, los bancos han hecho saber que cuentan con los niveles de solvencia suficientes para enfrentar la crisis y apoyar a sus clientes a hacer frente a la pandemia, aunque BBVA México prevé que este rubro pueda cerrar 2020 en 5 por ciento, es decir el doble de nivel actual.

Los datos de la CNBV muestran que la morosidad de Banco Azteca paso en un año de 2.87 a 11.33 por ciento, seguida de Accendo Banco al pasar de 10.57 por ciento a 21.39 y Bancoppel pasando de 14.78 a 14.05.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta