La clase política se blindó ante el escarnio que sufre en internet a través de los memes y las críticas que resaltan sus pifias, pero también ante las investigaciones periodísticas incómodas.

«Las reformas a la Ley Federal del Derecho de Autor, aprobadas por el Senado el pasado 29 de junio, atentan contra los derechos humanos y la libertad de expresión», asegura Luis Fernando García, director de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D).

En entrevista, señala que las reformas aprobadas el pasado lunes, impuestas por la implementación del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), contienen dos aspectos que arremeten contra la libertad: primero, la censura en internet, lo denominado como “notificación y retirada”, que obliga a los proveedores de servicios en línea a quitar cualquier publicación o contenido de un usuario cuando una persona notifique que se violan sus derechos de autor.

“Si una persona hace un aviso a internet de que un contenido viola derechos de autor, la empresa está obligada a bajarlo sin que sea necesario una orden judicial, un debido proceso y sin que se haya determinado que ese contenido realmente es violatorio», explica.

El segundo aspecto, agrega, es la elusión de medidas tecnológicas de protección, es decir, romper candados digitales que funcionan como mecanismo para evitar que los usuarios copien o accedan a cierto contenido que pueda ser modificado.

“Tenemos derecho a usar fragmentos de una obra protegida sobre sucesos de actualidad o para ejercer la libertad de expresión sin fines de lucro; sin embargo, para generar ese fragmento necesito romper un candado digital, por ejemplo, hacer una captura de pantalla”, añadió.

Esto resultará en una multa de hasta 1.7 millones de pesos o seis años de prisión.

García detalló que las reformas no incluyen excepciones que permitan a las personas diagnosticar, inspeccionar y dar mantenimiento a los dispositivos electrónicos que cuenten con candado digital. Es decir, si hay un fallo en el celular y se lleva a un técnico independiente, se estaría violando la ley.

También recordó que México tenía posibilidades de incluir estas excepciones, pero el Congreso se rehusó a escuchar a la sociedad civil. “En Estados Unidos es legal, romper ese candado digital, pero en México ya no es legal”.

LOS MÁS AFECTADOS

Las microempresas dedicadas a la reparación de dispositivos electrónicos serán desplazadas por las grandes compañías tecnológicas, como fue el caso de Apple, cuando incluyó un candado software en las MacBook Pro de 2018, según el director de R3D.

Esta problemática resultará en la creación de monopolios en los mercados de reparación, que aumentará los precios y afectará al consumidor. “Además este fenómeno promueve la generación de basura electrónica altamente tóxica, a partir de equipos reparados a un costo mucho menor”.

Sobre la información periodística, agregó que puede ser censurada de manera ilegítima como justificación de la publicación de fragmentos de contenidos, ya que se podrían bajar páginas de información en su totalidad: “Estos mecanismos pueden ser utilizados de manera fraudulenta para callar voces y censurar materiales de interés público que afecten intereses políticos y económicos”.

En tanto, los creadores de memes podrán ser sancionados si sus creaciones rompen un candado digital para generar el material; la multa puede ser de 87 mil pesos: «Aunque no sea ilegal publicarlo, si hay una parte que violaste derechos de autor, ese contenido se va a bajar al menos siete días”.

El pasado miércoles 1 de julio se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones a la Ley Federal del Derecho de Autor. Por tal motivo, R3D y 35 organizaciones más crearon el #NiCensuraNiCandados, con el que busca generar presión en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para que interponga una acción de inconstitucionalidad contra las reformas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta