Clubes de motociclistas y ciclistas se unieron a los repartidores de restaurantes y empresas diversas, que exigen responsabilidad al ayuntamiento que encabeza Oswaldo García Jarquín para mejorar las condiciones de seguridad en la ciudad.

 

Por enésima vez, reiteran que los asaltos van en aumento, y ahora la violencia es la marca de cada caso, pues a punta de pistola los han despojado de sus unidades de motor.

 

Entregaron un documento a las autoridades estatales para que apoyen en esta tarea, ya que han tenido que investigar, por su cuenta, para localizar a delincuentes, saben en donde esconden las motocicletas robadas y piden que la Fiscalía General del Estado ayude para lograr su objetivo.

 

Afirmaron que las condiciones son difíciles para este sector, por ello el movimiento va en aumento y ya tiene repercusiones a nivel, pues este tipo de problemas se tienen en todas las ciudades del país.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta