El sexo de los ciudadanos holandeses no se mencionará en sus documentos de identidad dentro de unos años, inscripción que la ministra de Educación, Cultura y Ciencia, Ingrid van Engelshoven, considera «inútil».

En una carta al parlamento, la ministra, también encargada de Emancipación, manifestó su intención de suprimir la inscripción del sexo en los documentos de identidad «a partir de 2024/2025».

Ingrid van Engelshoven desea «limitar, en la medida de lo posible, la mención innecesaria del sexo», que, sin embargo, seguirá figurando en los pasaportes, como obliga la Unión Europea.

La ministra precisó que Holanda no será el primer país en tomar esta decisión, ya que «el documento de identidad alemán no menciona el sexo».

«Es una gran noticia para las personas que, día tras día, tienen problemas con esta categoría de género en sus documentos de identidad», afirman las organizaciones holandesas de defensa de los derechos de los homosexuales y otras minorías sexuales.

«Y es una buena noticia para cualquiera que piense que lo que oculta su ropa interior no concierne ni al gobierno ni a las autoridades», agregaron en un comunicado.

Holanda dio un paso hacia el reconocimiento de un tercer sexo en 2018, cuando un ciudadano nacido intersexual obtuvo de la justicia el derecho a no tener que inscribirse como un hombre o una mujer en su partida de nacimiento.

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta