La Sección 22 de la CNTE insistió en su demanda al gobierno federal para que cancele el proyecto de Tren Transísmico.

La gremial responsabilizó al Gobierno estatal y federal de todos los actos que se lleguen a cometer en contra de los pueblos del Istmo de Tehuantepec.

“No nos cansaremos de exigir la Cancelación de todos los proyectos de muerte y aniquilamiento que buscan saciar las ambiciones de quienes pretenden tener el control de nuestras tierras”.

Señaló que los pueblos del Istmo de Tehuantepec además de enfrentar hambre, violencia ahora tendrán que luchar contra la amenaza de desalojo por las obras de modernización transístmica.

“La empresa de Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec y el ente gubernamental Corredor Interoceánico con sus trabajos amenazan con desalojar a nuestros hermanos y hermanas”, denunció.

Advirtió que defenderán la tierra en coordinación con los habitantes de las comunidades y defender los recursos que han estado ahí y que han dado el sustento a los habitantes.

Denunció que en los últimos meses aprovechándose del pánico generado por el Covid-19, los gobiernos federal y estatal avanzan con sus megaproyectos de despojo.

 

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta