CIUDAD DE MÉXICO.

Tal parece que este 2020 todavía tiene mucho que ofrecernos y ahora toca el turno de una enfermedad que en la Edad Media mató a millones de personas en Europa y Asia: la peste negra.

Y es que resulta que autoridades de Mongolia están en alerta luego de detectarse un brote de peste bubónica en una pequeña comunidad asiática, supuestamente porque sus habitantes comieron carne de marmota sin cocinar.

Según medios internacionales, este nuevo brote de peste se encuentra en la provincia de Hovd y se sabe que el estado actual de salud de los pacientes es crítico.

Hasta el momento solo se tienen dos casos identificados, pero no se descarta que existan más en los próximos días.

Los casos confirmados son un hombre de 27 años de edad y una mujer, el padecimiento lo adquirieron tras consumir carne de marmota sin una cocción previa.

Ante esta crítica situación, se ordenó el cierre de la frontera con Rusia y se implementaron medidas de control sanitario en la ciudad.Hasta el momento se han realizado pruebas a 146 personas que han tenido contacto con dicha pareja, además se recogieron un total de 504 muestras adicionales.

¿Qué es la peste negra?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la peste es provocada por la bacteria “Yersinia pestis”, esta normalmente se encuentra en los animales pequeños.

Su transmisión es directa, del animal al ser humano, ya sea por contacto directo, por inhalación o por el consumo de materiales infecciosos.

La peste bubónica es la forma más común de contagio, es provocado por la picadura de una pulga infectada.

Esto puede ocasionar la muerte en muy poco tiempo, ante la ausencia de un tratamiento eficaz o por un diagnóstico tardío.

Expertos afirman que el patógeno descubierto desciende directamente de la peste negra del siglo XIV, tragedia que cobró la vida de hasta 2 mil personas cada año.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

Compartir

Dejar respuesta