Alexi Espinoza

Un bebedor consuetudinario integrante del «Escuadrón de la muerte» falleció la mañana de este miércoles en las escaleras del estacionamiento de la terminal de primera Autobuses de Oriente (ADO). Varias horas después, el cadáver no había sido levantado por las autoridades como tampoco el espacio desinfectado.

Sus compañeros, con los que convivió, dijeron que la víctima era conocido como «El more» o «El negro», y era del «Escuadrón del hospital civil» con  problemas crónicos en sus pulmones. Sin embargo, sospechan que fue por Covid.

«Era una persona muy tranquila, nunca fue grosero, nos contaba que era originario de Miahuatlán y que de chiquito sus papás lo abandonaron en la Central de Abasto en donde  laboraba», relata uno de los que fuera su compañero de vicio.

Mientras ve el cadáver en el piso, señala: “Desafortunadamente le ganó el amor a la bebida, y dejó de trabajar para dedicarse a tomar. Este vicio es muy triste, cuando te das cuenta ya te ganó”.

«Al More le gustaba mucho el mezcal, no se metía drogas ni tomaba nada que no fuera mezcal; dejó de tomar cuatro años porque ya se sentía muy mal de los pulmones: le dolían mucho”.

“Tenía una tos muy fea que no se quiso atender, le dijimos que fuera a una clínica ahí, por San Martin Mexicapam y no quiso; ya expulsaba unas flemas amarillas muy feas, pero hoy ya amaneció así», relataron.

El reporte de la muerte de «El More» o «El Negro» se hizo desde temprana hora que se dieron cuenta que no dormía en su cobija, que ya estaba muerto; sin embargo, han pasado cinco horas y el cuerpo aún no ha sido levantado por la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO); solo policías municipales y viales acudieron a la zona, la acordonaron y se retiraron.

Con este, suman tres casos de personas en situación de calle que han fallecido en la vía pública y las autoridades no acuden a levantar los de inmediato; en San Martín Mexicapam tardaron más de 20 horas en ir a levantar un cuerpo y en la Central de Abasto, 13 horas.

TDG / WLT
Compartir

Dejar respuesta