Mientras el Covid-19 va a la alza en Juchitán con 52 casos positivos hasta este martes, una decena de personas que laboran en el Hospital General “Macedonio Benítez Fuentes”, entre ellos su titular, se han infectado presuntamente de coronavirus; en tanto, la ciudadanía no acata las medidas sanitarias preventivas e insisten en realizar fiestas particulares que han sido desactivadas por la policía.

Ayer martes, los Servicios de Salud de Oaxaca dieron a conocer que esa ciudad istmeña registraba 52 enfermos de coronavirus, uno de estos casos reciente; hoy miércoles, los pobladores despertaron con una mala noticia: una decena de contagios se habrían detectado en la institución hospitalaria más importante de esa ciudad.

Sin ser oficial, trascendió que el director del Hospital General “Macedonio Benítez Fuentes”, así como cuatro médicos y cuatro enfermeras dieron positivo a Covid-19, así como una trabajadora social y dos trabajadoras de laboratorio.

El brote se atribuye a una paciente de Santa María Xadani que  había ingresado al área para enfermos con otros padecimientos pero que al realizarle pruebas se confirmó que estaba infectada de Covid-19.

El personal con la presunta enfermedad ha quedado aislada y se sabe que todos están estables.

Mientras la pandemia sigue avanzando, esta semana la autoridad municipal  realizó la clausura de un salón de baile donde el pasado fin de semana se realizó una fiesta en la concurrieron decenas de parroquianos sin guardar las medidas preventivas.

Este lunes, elementos de la Comisaría de Seguridad Pública Municipal suspendieron el festejo por un bautizo en un domicilio de la calle Emiliano Zapata, de la colonia Mártires del 31 de julio.

TDG / WLT
Compartir

Dejar respuesta