CIUDAD DE MÉXICO

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) enfatizó que los gobiernos de la región, deben estar alertas y tener “el valor de dar marcha atrás” a las medidas de reapertura escalonada de actividades, si el desconfinamiento trae como consecuencia un aumento de contagios de covid-19.

El organismo internacional reiteró que en este regreso a la vida fuera de casa, se debe  incrementar el número de pruebas para lograr la detección temprana de casos sospechosos y de sus contactos, por lo que ya se está apoyando a México para ampliar su capacidad de toma de muestras.

Durante la sesión informativa semanal de la OPS, su directora, Carissa F. Etienne, añadió que si no se toman las medidas adecuadas para detener la cadena de contagios, se estima que  en América Latina y el Caribe se registren más de 438 mil muertes por covid-19 en los próximos tres meses.

Advirtió que la complacencia es el enemigo en el combate a la pandemia.

«No se puede dejar que el virus circule sin control, como vimos, los países, estados y ciudades, que no adoptan medidas preventivas o que flexibilizan las restricciones de manera prematura se pueden ver inundados con nuevos casos. Esto nos obliga a afrontar una verdad difícil: no debemos dejar de lado lo que da resultado por cansancio o por presión política, porque este virus no funciona de esa manera.

«Debemos reforzar las medidas que salvaron vidas en un principio y aplicarlas con más precisión que nunca. Debemos dejar que los datos y no la pasión, guíen nuestras acciones. Si uno tiene la voluntad  de flexibilizar las medidas de prevención, también tiene  que  que tener el valor de dar marcha atrás,  si aumentan los contagios”, sentenció Carissa F. Etienne.

MÉXICO PODRÍA AMPLIAR APLICACIÓN DE PRUEBAS

Por su parte, Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, señaló que México está combatiendo la pandemia de covid-19 como un aliado de la OPS/OMS.

Indicó que -conjuntamente- ya se trabaja en ampliar su capacidad de aplicación de pruebas para detectar un mayor número de contagios, en esta etapa de apertura de actividades.

No obstante, el funcionario de la OPS, insistió, en que  México debe lograr el control de la pandemia – y valorar una posible modificación de  sus estrategias-, si persiste el aumento de casos de coronavirus.

Jarbas Barbosa, añadió que en esta etapa de reapertura de actividades que se vive en nuestro país, el monitoreo  se debe concentrar en la detección de  nuevos contagios, por encima de  cuantificar los casos acumulados.

«Ante todo se debe controlar la pandemia. Si la transmisión está creciendo y se empieza un proceso de reapertura,  se espera que va a acelerar todavía más la transmisión del virus.

«Si se ha alcanzado controlar la transmisión, se puede empezar de manera cautelosa, planificada y planeada con todos los indicadores para monitorear lo que está pasando, pero, si identifica que la transmisión nuevamente crece se deben tomar medidas adecuadas y monitorear

«estado por estado”, advirtió el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud.

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

Compartir

Dejar respuesta