Líderes empresariales de los países que integran el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), celebraron la entrada en vigor de éste nuevo acuerdo comercial, del cual aseguraron que fortalecerá y modernizará la plataforma económica de América del Norte.

En un comunicado conjunto, Juan Gallardo Thurlow, líder del pilar Internacional del Consejo Mexicano de Negocios; Lance Fritz, presidente del Comité de Comercio Internacional del Business Roundtable de Estados Unidos y Don Lindsay, presidente del Consejo del Business Council of Canada, señalaron que el acuerdo mejorará la economía de los tres países de manera favorable.

“Los líderes empresariales de América del Norte, celebran la entrada en vigor del acuerdo modernizado. Agradecemos a los gobiernos de México, EU y Canadá, por su incansable labor por preservar y fortalecer el intercambio comercial que promoverá el crecimiento económico, y las oportunidades para nuestros ciudadanos”, señalaron.

Reconocieron el amplio respaldo de las tres legislaturas para este acuerdo. “Los líderes empresariales trabajarán junto con los tres gobiernos para asegurar que el T-MEC logre sus objetivos, mantenga el apoyo del público y contribuya a enfrentar los retos derivados de la pandemia mundial covid-19”.

Señalaron que el T-MEC puede acelerar la recuperación económica de América del Norte, al proporcionar certidumbre para hacer negocios. “Este acuerdo comercial promueve la modernización de normas, fomenta el liderazgo en innovación y comercio digital, facilita el intercambio comercial e impulsa la armonización regulatoria”.

Resaltaron que, para obtener los beneficios esperados, los tres gobiernos deben utilizar las nuevas herramientas, y mecanismos disponibles, para promover la cooperación y garantizar el absoluto cumplimiento de los compromisos adquiridos.

«Instamos a los gobiernos de México, EU y Canadá, a coordinar la implementación y a trabajar, junto con el sector privado, para lograr nuestros objetivos de fortalecer la capacidad de las cadenas de suministro e impulsar la competitividad de América del Norte. El comercio libre de aranceles será la base del éxito del acuerdo”, indicaron.

Por último, exhortaron a los tres gobiernos a darle prioridad al diálogo y la cooperación, y resistir la imposición de aranceles, “incluyendo aquellos que podrían ser impuestos a través de la Sección 232, así como otras restricciones o medidas que menoscabarían los objetivos de este acuerdo integral comercial y debilitarían la competitividad de América del Norte”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta