Ante la exigencia de justicia de la familia de Alexander Martínez Gómez, quien fue víctima de homicidio, presuntamente cometido por elementos de la Policía Municipal de Acatlán de Pérez Figueroa el pasado 9 de junio, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) solicitó medidas de protección a las autoridades, para que garanticen la integridad de las víctimas indirectas.

En el contexto de violencia expresada en la circunstancia de los hechos, este organismo autónomo considera de fundamental importancia que familiares y defensores de derechos humanos que acompañan el caso y que luchan por la verdad y justicia, sean protegidos en el ejercicio pleno de sus derechos y, en esta acción, la Defensoría camine con ellos.

Así también, la DDHPO informa que con motivo del inicio de la queja por el homicidio del joven futbolista, ha recibido informes de las autoridades municipales de Acatlán de Pérez Figueroa y de la Fiscalía General de Justicia del Estado, por lo que continuará con las investigaciones correspondientes informando también a la familia.

Y es que para los visitadores y defensores del ente autónomo, el principio de la dignidad de las víctimas es el eje rector de su trabajo, por ello, desde que se tiene conocimiento de los casos, se entabla comunicación directa con las víctimas.

En hechos de violaciones graves a los derechos humanos, como en el caso de Alexander, se establece comunicación y acompañamiento de los familiares, respetando en todo momento sus determinaciones, y pugnando por la verdad, justicia y no repetición.

Desde el órgano autónomo refrendamos el compromiso con los derechos humanos en la búsqueda de una sociedad justa en la que las vidas de las y los jóvenes, así como de todas las personas en su conjunto, puedan desarrollarse libre, pacífica y plenamente.

TDG / WLT
Compartir

Dejar respuesta