A seis días de que entre en vigor el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el país aún no ha hecho las adaptaciones necesarias para aprovechar los beneficios que contempla el acuerdo comercial en materia de comercio electrónico, dijo en entrevista con MILENIO Berenice Egure, socia de Comercio y Aduanas de KPMG en México.

«Lo que es necesario es la adaptación de la legislación local para que de alguna forma la autoridad esté preparada para poder administrar estos beneficios sin entorpecer el flujo de mercancías. La legislación local no ha sido modificada. Nosotros esperamos que esto sea a más tardar la próxima semana, lo ideal es que sea antes de que el tratado entre en vigor», señaló la especialista.

El nuevo tratado contempla el ajuste de montos en productos por paquetería o de tiendas en línea (minimis).

Así, los productos de origen estadunidense hasta por un valor de 50 dólares, quedará libres de aranceles e IVA; los productos duty free serán hasta por 117 dólares. En el caso de productos canadienses el monto asciende hasta los 150 dólares.

«Ahorita en Canadá ya modificaron su legislación local y en su legislación especificaron algunos aspectos que para ellos va a ser administrativamente más sencillo este tipo de operaciones.

«En Canadá los bienes que se importan desde México y Estados Unidos, no importa si se cuenta con certificación de origen, ya se les da el beneficio automáticamente», señaló Egure.

Indicó que este tipo de ajustes lo tendrán que realizar todos los países para adaptar la parte tecnológica y pueda cumplir con lo establecido en el tratado, a fin de no entorpecer la operación y el flujo de mercancía sea constante.

«En el caso de México el e-commerce internacional está alrededor de 10 por ciento. De este, la mayor parte de las compras provienen de Estados Unidos, si seguimos esa tendencia, el T-mec va a ayudar a que estos porcentajes aumenten. Derivado de la pandemia, cada vez hay más uso de las compras en línea y en estos meses ha a incrementado el uso de estas plataformas para la adquisición de bienes», expuso.

De acuerdo con un estudio de la compañía de servicios de pago PayPal, México es el país de Latinoamérica con el porcentaje más alto de compras nacionales y transfronterizas en el sector de comercio electrónico, con un 56 por ciento; seguido, se encuentra Brasil, con 40 por ciento; y Argentina, con 35 por ciento.

La especialista de KPMG indicó que los productos que más se adquieren en línea son electrónicos, electrodomésticos y lo relacionado con moda y calzado. Derivado de la pandemia, dijo que muchos de los productos que se han comprado en México en estos meses son principalmente juguetes, todo estos serán los que continuarán adquiriéndose en el país.

Añadió que estos cambios para el comercio electrónico será benéfico para los consumidores nacionales que contarán con ventajas para hacer uso de estas plataformas.

«El T-MEC va a apoyar como una plataforma para que tanto los productores mexicanos puedan vender en línea en la región como los compradores mexicanos puedan adquirir más productos de estos dos países», señaló.

Añadió que el acuerdo comercial tiene capítulos que van a sumar a la competitividad, de cara a la recuperación económica por la pandemia del covid-19. Entre estos se encuentra en relacionado con el reconocimiento a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) , que consideró, ayudará a la competitividad de los países y a las cadenas de valor en estos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta