En la unidad habitacional Módulo de Kalpan 2, en Bahías de Huatulco, Oaxaca,viven unas 60 familias en 10 edificios de tres pisos cada uno.

Este lugar se ubica muy cerca de La Crucecita, el epicentro del terremoto magnitud 7.4 que cimbró al estado de Oaxaca, el pasado martes.

La mayoría de los edificios quedaron dañados, incluyendo la casa de Laura.

“La mayoría de los departamentos y edificios de este Kalpan, de este fraccionamiento están exactamente igual ¿no? están inhabitables, no podemos estar aquí, tenemos que estar abajo en el jardín y nos preocupa, nos preocupa perder lo poco que tenemos”.

“Hay temor porque sigue temblando, hay muchas réplicas, las réplicas no dejan estar, están constantemente, sigue temblando”, dijo Laura Chicati Ponce, afectada.

Desde el día del terremoto, los habitantes de este conjunto habitacional viven con temor y preocupación.

Los vecinos tienen temor porque los daños que sufrieron sus viviendas se pueden agravar por la constante actividad sísmica y preocupación, porque ahora, no tienen a dónde ir.

Todos ellos, levantaron estas techumbres para no exponerse al riesgo de permanecer dentro de estas casas, donde los daños, son evidentes.

Día a día, el número de daños por el sismo en Oaxaca, se incrementa.

Este fin de semana, el Gobierno de Oaxaca contabilizaba ya más de 10 mil viviendas con algún tipo de daño y afectaciones en 148 municipios del estado.

A partir de esta semana, las autoridades estatales y federales anunciaron la instalación de albergues en Huatulco y la zona de los Ozolotepec, para dar cobijo y alimentación a las familias más afectadas.

Esta nota originalmente se publicó en Noticieros Televisa

Compartir

Dejar respuesta