CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que no habrá  guerra ni acuerdo con el crimen organizado, porque su administración seguirá adelante con su estrategia para que haya paz y tranquilidad con justicia en todo el país.

Luego del atentado en contra del secretario de Seguridad Ciudadana de la capital del país, Omar García Harfuch, el Presidente dijo que no se dejará intimidar; no obstante, reconoció que: “tenemos miedo como lo tienen todos los seres humanos, nada más que hay una diferencia importante: no somos cobardes, entonces vamos hacia adelante, a que podamos conseguir la paz y la tranquilidad con justicia y rectitud, llamando a todos a que nos portemos bien para lograr una sociedad mejor”, expresó.

El viernes pasado a las 06:35 horas, un grupo fuertemente armado atacó la camioneta en la que  viajaba García Harfuch. En el acto murieron dos escoltas, una joven de 26 años y el funcionario capitalino resultó herido por tres impactos de bala que no pusieron su vida en peligro.

En su videomensaje sabatino desde Palacio Nacional, señaló que en su estrategia contra el crimen no usará “balandronas” como “declarar la guerra” o violar los derechos humanos; no se van a permitir masacres, pero actuará para evitar que se cometan atentados.

 

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

Compartir

Dejar respuesta