Debido a la crisis económica a raíz de la emergencia sanitaria por el covid-19 un 37 por ciento de familias en México dejarán de pagar algunos servicios entre ellos la colegiatura de sus hijos, debido a la incertidumbre económica que se tiene en el país, esto de acuerdo con una investigación de mercados y opinión pública realizada por PQR Planning Quant en el mes de junio.

Julia, quien hasta hace algunos meses tenía a sus hijas estudiando en el Instituto Fray Juan de Zumárraga en la Ciudad de México, tuvo que darlas de baja de la institución ya que le fue imposible seguir costeando los gastos de colegiaturas debido a problemas económicos derivados de la emergencia sanitaria:

“Antes de seguir endeudándome con una institución que ha hecho caso omiso a mi situación, prefiero parar el ciclo escolar de mis hijas y esperar que esto se normalice” aseguró.

Hugo Díaz, Presidente de la Asociación de Padres de Familia del Lux, aseguró que como resultado de la pandemia habrá un movimiento intercolegial a opciones mucho más económicas, ya que si bien el Lux ha estado brindando apoyos como una reducción hasta del 10% en colegiaturas esto no “resuelve la situación que se puede vivir dentro de cada casa” ya que muchos viven con la preocupación de no saber si para el siguiente ciclo escolar se podrán cubrir los gastos para la educación.

“Creo que el 80 por ciento de los padres de familia del Lux estamos en esa situación de que si la situación continúa así, no podamos solventar los gastos de las colegiaturas”, precisó.

También frente a la incertidumbre para el nuevo ciclo escolar, Pilar, quien es miembro de la Asociación de Padres de Familia del Colegio de Nuestra Señora de Lourdes comentó que dentro de las medidas que se propondrán en caso de volver a la modalidad presencial, sería un regreso de forma paulatina para de esa manera poder identificar las deficiencias en cuestión de salud, pero también el uso obligatorio de cubrebocas y mayores medidas de restricción en el acceso a la institución para evitar que quienes cuenten con síntomas puedan ingresar.

Al respecto Hugo Díaz, comentó que si bien se están proponiendo medidas de salud dentro de su institución como lo serían el uso de caretas y cubrebocas, así como la reducción de grupos, se considera que mientras no exista una vacuna lo ideal sería que el siguiente semestre se mantuviera nuevamente en línea, principalmente porque en cuestión de niños de primaria y preescolar sería difícil que se respetara la sana distancia entre menores, aunque entiende que no todos se encuentran en su misma situación.

“Ante la falta de vacuna y de conciencia no hay objeción para que el siguiente semestre sea en línea, pero entendemos que cada contexto familiar es diferente” comentó.

Pese a que algunas escuelas ya se encuentran actualmente adaptando el ciclo escolar para que en caso de ser necesario, este pueda ser llevado a cabo en línea nuevamente, algunos padres de familia no concuerdan que esta sea la mejor opción, debido a que se limita solo a quienes cuentan con una computadora en casa y realmente no se aprovecha bien el tiempo:

“No vi que mis hijos hayan aprovechado el semestre, lo cual se me hace injusto y un desperdicio, porque pagamos lo mismo pero sin tener la educación a la medida” así lo aseguró Marisela, quien actualmente tiene a su hijo estudiando dentro de la preparatoria de la Universidad del Valle de México.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta