El Frente Oaxaqueño Popular Estudiantil y Campesino (Fopec), se apoderó de la caseta de cobro de Huitzo, para denunciar ataques en contra de esta agrupación.

El dirigente Esteban Rincón Revilla, afirmó que el pasado dos de junio, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), lo sacaron de su domicilio, y lo llevaron a las instalaciones de la corporación.

Indicó que fue torturado, y trataron de obligarlo a reconocer que tuvo participación de un secuestro, además de amenazarlo de muerte.

Destacó que los agentes lo sacaron sin orden de aprehensión o de presentación, mientras que otro grupo saqueaba su domicilio y lo dejaban sin pertenencias.

Solicitó la intervención de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca para que se determinen medias cautelares pues teme por su seguridad.

Compartir

Dejar respuesta