Indígenas tzotziles del municipio de San Andrés Larráinzar, en Chiapas, en la región de los Altos, quemaron dos patrullas, saquearon y provocaron daños en las casas del presidente municipal Teodulfo Pérez Hernández y del síndico municipal.

Además mantienen retenidos a ocho elementos de Seguridad Pública y Protección Civil para evitar que las autoridades locales fumiguen la cabecera municipal.

Los hechos ocurrieron la noche del viernes 26 de junio cuando un grupo de trabajadores presuntamente fumigaban el parque central y el área del mercado público para reducir la transmisión del mosquito vector que provoca dengue, zika y chikungunya.

Esto provocó la molestia de los pobladores que enardecidos comenzaron a quemar patrullas, más tarde irrumpieron en la casa del alcalde y del síndico municipal donde causaron destrozos y quemaron muebles y documentos.

También retuvieron y golpearon a ocho personas que laboran como policías municipales y personal de Protección Civil.

Los habitantes temen contagiarse de coronavirus COVID-19, a través de las fumigaciones contra el dengue.

Esta nota originalmente se publicó en Noticieros Televisa

Compartir

Dejar respuesta