CIUDAD DE MÉXICO.

Francesco, un italiano de 18 años, enfermó de covid-19 de forma tan grave que los médicos del Hospital San Raffaele de Milán tuvieron que realizarle un trasplante de los dos pulmones.

La operación no tenía precedentes, salvo “unos pocos casos en China” y otro en Austria, hasta el punto de que los médicos lo consideraron un “salto al vacío”, según anunció el hospital. Ahora estudian el severo daño a su sistema pulmonar.

De acuerdo con la Sociedad Italiana de Neumología (SIP), alrededor de 30% de las personas recuperadas tras sufrir un brote grave de covid-19 puede sufrir daños pulmonares permanentes.

«Vemos que dos meses después del alta, casi un tercio de los pacientes todavía tiene alteraciones pulmonares”, aseguró Angelo Corsico, miembro de la SIP.

Agregó que la cifra de 30% coincide con los datos sobre sobrevivientes de anteriores enfermedades relacionadas con coronavirus, como el SARS y el MERS.

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

Compartir

Dejar respuesta