Más de 40 horas de trabajo realizaron rescatistas de la delegación Miahuatlán de la Cruz Roja mexicana para atender a más de veinte lesionados en los Ozolotepec a causa del sismo del martes pasado, de los cuales dos fueron trasladados al Hospital Civil de Oaxaca de Juárez.

En lo que Azael Mendoza, rescatista a cargo del operativo, ve como una experiencia tan gratificante como abrumadora, cinco paramédicos se trasladaron desde el martes, a bordo de dos ambulancias, hacia la región.

“Saber que iba a subir a la zona de los Ozolotepec junto con cuatro personitas a mi cargo fue una travesía muy grave”, detalló el rescatista, quien en entrevista con La Razón dio cuenta del temor de sufrir un desgajamiento durante las más de dos mil réplicas, aunado a la falta de señal telefónica y electricidad.

Primero llegaron a Santo Domingo Ozolotepec, donde dieron cuenta de los primeros signos de la destrucción; sin embargo, comenzó a correr la voz de que kilómetros más adelante, en comunidades como San Juan Ozolotepec, San Francisco Ozolotepec, Santa Catarina Xanaguia y San Juan Guivini había un número indeterminado de heridos, desaparecidos e incluso muertos.

A San Juan arribaron la tarde-noche del martes; ahí atendieron a cuatro heridos y tuvieron que esperar el amanecer, debido al colapso del camino hacia Xanaguía.

A las ocho de la mañana del 24 de junio, el Día del Socorrista, los voluntarios se dividieron en dos grupos. Una parte hizo el camino a pie y otros, a bordo de una ambulancia, avanzaron lentamente en brechas que los lugareños fueron abriendo con el apoyo del Ejército, Guardia Nacional y personal de CFE.

“No es una travesía nada fácil caminar entre el cerro, con lluvia, los desplazamientos continuos de los cerros, una adrenalina que te da (…) que no nos pasará nada, para poder dar el apoyo”, explicó.

Fue hasta la tarde cuando llegaron a Xanaguía, donde valoraron a 16 afectados leves y determinaron la evacuación de un joven de 24 años, con fractura de pelvis a causa del desgajamiento de un cerro.

Por la noche, durante el recorrido de vuelta, habitantes de San Juan Guivini Ozolotepec les dieron alcance para que se llevaran también a un menor de 14 años, con fracturas en los brazos por el desgajamiento de un cerro. Ambos pacientes llegaron en las primeras horas de ayer al Hospital Civil de Oaxaca de Juárez.

“Es mi primera experiencia en una situación de desastre, y me llevo una gran experiencia, ya que desde que salimos de Miahuatlán y recibimos el llamado para que fueran trasladadas personas, sabíamos que la situación iba a ser difícil, desde el acceso de las unidades para llegar a estos lugares, por la cuestión de los derrumbes”, explicó Denise Robles García, alumna de urgencias médicas, y la única mujer entre el equipo que realizó el traslado.

Por su parte, el rescatista Wilfredo Ramírez Vázquez destacó que “se logró la finalidad de extraer al herido de la población de Xanaguía, pese a las inclemencias del tiempo, porque por ratos se calmaba la lluvia, luego arreciaba, estar con el frío, con la ropa mojada”.

Ayer, el gobernador Alejandro Murat visitó San Juan Ozolotepec, donde garantizó a los pobladores que no están solos y prometió apoyos; tras el viaje, detalló que suman 125 municipios, ocho mil 160 viviendas, 209 escuelas y seis puentes con afectaciones.

Asimismo, la Coordinación Nacional de Protección Civil emitió la declaratoria de emergencia para 72 municipios de las regiones de la Sierra Sur, Costa, Valles Centrales, Istmo de Tehuantepec y la Mixteca.

Esta nota originalmente se publicó en La Razón

Compartir

Dejar respuesta