En México 23 estados se mantienen en máximo riesgo en la tendencia de casos hospitalizados, el cual evalúa si se incrementa, permanece sin cambio o disminuye el número de pacientes, estables o críticos, por cada 100 mil habitantes que ocupan una cama en un nosocomio.

De acuerdo con el semáforo epidemiológico de la Secretaría de Salud (Ssa), sólo Chihuahua y la Ciudad de México se ubican en amarillo (nivel medio de riesgo) en su tendencia de casos hospitalizados, mientras Baja California, Baja California Sur, estado de México, Morelos, Querétaro, Quintana Roo y Veracruz siguen en naranja, con riesgo alto.

Otro indicador es la ocupación hospitalaria para infecciones respiratorias agudas graves (IRAG), que representa 50 por ciento de la calificación que se otorga a los estados para evaluar los niveles de riesgo epidémico. Los datos más recientes señalan que son 17 las entidades que se ubican en verde, es decir, nivel mínimo.

Con porcentaje de 30 puntos se ubica Hidalgo; con 28, Coahuila, Colima y Guanajuato; con 27, Campeche; Jalisco, Yucatán y Nuevo León, con 26; Michoacán y Tamaulipas, con 24; Aguascalientes con 23; Chihuahua con 22; San Luis Potosí con 21; Quintana Roo con 18; Durango con 16; Zacatecas con 15, y 12 por ciento en Baja California Sur.

En contraste, las entidades con el mayor porcentaje de ocupación hospitalaria IRAG son estado de México, con 67; Ciudad de México, con 65; Baja California, 59; Guerrero y Sonora, con 54, y Puebla con 52, por lo que se ubican en nivel alto de riesgo.

En amarillo (nivel medio de riesgo), se reporta a Tabasco y Veracruz, con 47 por ciento de ocupación; Oaxaca, con 45; Tlaxcala, con 43; Morelos, con 40; Nayarit y Sinaloa, con 37, y Querétaro, con 34 por ciento.

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

Compartir

Dejar respuesta