El diputado presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso de Oaxaca, Horacio Sosa Villavicencio demandó al gobernador remueva de su cargo al fiscal general, Rubén Vasconcelos Méndez, por no actuar con la debida diligencia en las investigaciones de los crímenes políticos perpetrados contra la oposición.

En un comunicado, el coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso del Estado recordó que el 23 de junio de 2018, durante la contienda electoral, fueron asesinados el candidato a diputado local Emigdio López Avendaño, así como los activistas Apuleyo Cruz, Florencio Ramírez, Olga Lidia Vásquez Sánchez y Saúl Vásquez Villegas, entre San Vicente Coatlán y Ejutla de Crespo, mientras realizaban actividades de campaña.

En aquella ocasión, en una emboscada fueron asesinados cinco militantes y activistas de Morena en San Vicente Coatlán.

Agregó que esos nombres forman parte de una lista de al menos ocho dirigentes, activistas o militantes de Morena asesinados por motivos políticos durante la campaña pasada y hasta los primeros días del nuevo gobierno, sin que hasta el momento existan personas purgando sentencias por los crímenes con los que el antiguo régimen, a través de caciques y pistoleros, buscó detener el avance democrático que implicó la elección de 2018.

De acuerdo con el legislador de Morena, la inacción o ineficacia de la Fiscalía no se debe a la incapacidad o la ignorancia de su titular, sino claramente a la colusión con los intereses que motivaron los asesinatos contra las y los activistas de izquierda, pues de manera sistemática se ha negado a investigar estos hechos como derivados de la actividad política a favor de la Cuarta Transformación.

Dijo que ello ha sido reconocido públicamente por el propio Fiscal, quien en declaraciones a un medio nacional en junio de 2018 dijo que, en las investigaciones de 23 homicidios contra personajes políticos cometidos en el contexto electoral, solamente en dos de ellos se incluye la actividad política como una de las líneas de investigación, y sin que en esos casos se descarten móviles como el crimen organizado o la venta de sustancias ilícitas.

“Con esas declaraciones, resulta evidente que la Fiscalía General del Estado de Oaxaca descartó el móvil político en la mayoría de los casos, sin haber investigado previamente; es decir, buscó eliminar el perfil político de los casos”, planteó Sosa Villavicencio.

En razón de ello, consideró indispensable la remoción del fiscal Rubén Vasconcelos Méndez para que las investigaciones puedan avanzar de manera expedita, pues “tener convicciones de izquierda y luchar por la transformación del país no debe ser una sentencia de muerte, como sucede en Oaxaca

Compartir

Dejar respuesta