En 10 instituciones de salud del Valle de México, se iniciará un ensayo clínico con el medicamento inmunomodulador tocilizumab en pacientes graves con coronavirus, informó  Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, “probablemente con las ámpulas que estaban detenidas en la aduana”.

En entrevista con MILENIO, el especialista explicó que el medicamento ayuda a frenar la inflamación que provoca el virus en pacientes graves de covid-19.

“Tocilizumab estuvo sonando mucho porque estuvo en la aduana y demás, es un fármaco que normalmente se usa para la artritis reumatoide, inhibe a esta proteína que se llama interleucina 6 y tiene efectos sobre las otras y por tanto puede cortar la inflamación”, dijo Reyes Terán.

Destacó que el fármaco se ha utilizado en varios hospitales del país de manera abierta, por lo que no es posible demostrar su efectividad en el tratamiento contra covid-19, de ahí que los comités de ética aprobaron un ensayo clínico que inicialmente involucra a 200 pacientes, de los cuales, el primer paciente ingresó al ensayo clínico la semana pasada.

“Aunque tocilizumab se ha utilizado en varios hospitales, incluyendo los Institutos Nacionales de Salud en pacientes con ciertos criterios, ha sido abiertamente, no nos puede decir si tiene un efecto benéfico, sino hasta que tengamos un ensayo clínico. Será en varios centros, lo más importante ahora es utilizar un sólo diseño y que participen la mayoría de los centros hospitalarios que reúnan criterios para poder conducir un ensayo clínico”, mencionó.

Detalló que el ensayo se llevará a cabo en los institutos nacionales de Enfermedades Respiratorias, Ciencias Médicas y Nutrición, Cancerología, y Cardiología, así como en el Hospital General de México, Hospital Juárez de México y el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca en el Estado de México, que pertenecen a la comisión coordinadora que encabeza Reyes Terán.

Además, el CCINSHAE invitó a participar en el protocolo al Hospital General Dr. Enrique Cabrera y al Hospital General Ajusco Medio de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México; así como un hospital más del Estado de México.

“Inicialmente van a ser 200 pacientes con opción a incrementar el número si las condiciones lo permiten. Recuerden que es muy importante estar pendientes de todo lo que se publica en el mundo, porque México no es el único que está haciendo estos estudios, se están haciendo en prácticamente todos los países y los que empezaron con la pandemia, nos llevan ventaja en cuanto tiempo.

«Seguramente sus estudios van a aparecer en cualquier momento publicados y dependiendo de los resultados que muestren, uno sigue el estudio o detiene el estudio”, dijo.

Resaltó que ayer, The Lancet Rheumatology publicó los resultados de un estudio realizado con 544 pacientes graves hospitalizados en Italia, que demuestra que el fármaco es eficaz para pacientes graves, ya que disminuye el riesgo de ventilación mecánica o muerte.

“Encontramos una reducción significativa en el riesgo de ventilación mecánica invasiva o muerte en pacientes con neumonía grave por covid-19 que fueron tratados con tocilizumab intravenoso o subcutáneo y estándar de atención, en comparación con los tratados sólo con atención estándar.

«La asociación con el uso de tocilizumab fue más fuerte cuando el riesgo general de mortalidad se analizó solo”, agregó.

El infectólogo Francisco Moreno, jefe del Programa Covid-19 del Hospital ABC, sostuvo que el tocilizumab “es un medicamento que debemos tener como parte de las opciones terapéuticas para el covid-19, más aún en una enfermedad con pocas opciones de tratamiento y en un país donde ya superamos las 23 mil defunciones”.

Moreno reprochó a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) el desabasto del tocilizumab, debido a las trabas aduanales que impiden la importación del fármaco.

Mientras que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell aseguró que la Cofepris no bloqueó la importación del medicamento, sino que se hizo una pausa debido a que su etiqueta no tenía traducción al español.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta