México y Brasil acordaron posponer tres años el libre comercio para camiones pesados hasta 2023, luego de una modificación al Acuerdo de Complementación Económica No. 55 (ACE 55), que preveía cero por ciento de arancel a partir del próximo 1 de julio.

En un comunicado, la Secretaría de Economía puntualizó que en dicho acuerdo comercial, se tendrá un período de transición de tres años entre las naciones, con lo cual, a partir de julio de 2023 regirá el libre comercio entre Brasil y México.

“Con la entrada en vigor del libre comercio para esta categoría de vehículos en 2023, el intercambio comercial de todos los productos del sector automotor entre México y Brasil estará en condiciones de libre comercio”, resaltó la dependencia federal.

La Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) agradeció a la dependencia, a su titular, Graciela Márquez Colín y a la Subsecretaria de Comercio Exterior, Luz María de la Mora Sánchez; el haber acordado con el Gobierno de Brasil tener una liberalización en el comercio de vehículos pesados de forma gradual.

La Asociación informó que México acordó el Quinto Protocolo modificatorio al Apéndice II, del Acuerdo de Complementación Económica No. 55 establecía que México y Brasil entrarían al libre comercio de vehículos pesados de más de 8 mil 845 Kilogramos en forma gradual, tras un periodo de transición desde la entrada en vigor de este acuerdo y hasta el 1 de julio de 2020.

Libre comercio será gradual

Con el nuevo acuerdo modificatorio se da un tiempo de transición de 3 años adicionales para llegar a 0 por ciento de arancel de y se prevé que esta transición contenga un programa de desgravación gradual

La industria productora de vehículos pesados en México representada por ANPACT, había insistido en la necesidad de diferir dicha resolución con el objetivo de crear las condiciones para que dicho intercambio contara con un contexto normativo que simplificara el acceso a ambos mercados.

El anuncio de un periodo de transición de tres años brinda la posibilidad de enfocarnos en la entrada en vigor del T-MEC en estos próximos meses y trabajar bilateralmente con Brasil en el ámbito técnico, con miras a lograr un reconocimiento mutuo y así, aprovechar los beneficios del libre comercio entre las industrias de vehículos pesados de ambos países.

El comercio de vehículos pesados con Brasil representa una oportunidad interesante ya que el país cuenta con 210 millones de habitantes aproximadamente, lo que equivale al doble de nuestra población. El mercado de vehículos pesados en Brasil, país representa tres veces el mercado mexicano, en sus mejores años la demanda de dichos vehículos alcanzó 120 mil unidades en Brasil, comparado con México con alrededor de 40 mil.

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta