Un grupo armado de Huazantlán del Río  habría provocado este domingo una matanza en San Mateo del Mar, precisa una carta abierta suscrita por la autoridad municipal que encabeza Bernardino Ponce Hinojosa y la cual está dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, así como al gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

Mientras que en redes sociales se difunde una serie de fotografías dantescas en donde se muestran al menos ocho, de 15 cadáveres, la mayoría semicalcinados, entre los que figura el cadáver de una niña, así como el de otra mujer, hasta el momento no hay ninguna versión oficial en torno a estos hechos que ha provocado una condena generalizada de la opinión pública.

El texto del documento de la comunidad de San Mateo del Mar es el siguiente:

El Honorable Ayuntamiento de San Mateo del Mar, Oaxaca, del pueblo indígena Ikoots, electo en un proceso democrático y legitimo por la ciudadanía, hace del conocimiento de los mexicanos y de la comunidad internacional, que durante la noche de ayer sucedió una tragedia sin precedentes, donde un grupo armado encabezado Camerino Dávalos Larrinzar, Pedro Dávalos Larrinzar, Laura Fiallo Sandoval, Marcelino Ramírez Nolasco, Iván Mateos López y José Luis Chávez Salinas, este último quien se ostenta como agente municipal de Huazantlán del Río, torturaron, quemaron vivos y asesinaron a 15 de nuestros ciudadanos, incluidas 2 mujeres que no hacían más que por su propia convicción defender su derecho de manifestación pacífica en la cual reclamaban que en semanas previas habían sido violados sus derechos como ciudadanos y ciudadanas al haber sido detenidas y retenidas en contra de su voluntad por quien se ostenta como agente municipal de Huazantlán del Río.

Los hechos fueron orquestados por dichas personas y respaldados por quien se dice ser jefe de plaza de un grupo de la delincuencia organizada llamado Gualterio Escandón alias “Gual Perol”, y que a causa de su sadismo hemos perdido vidas inocentes de hombres y mujeres, basta ver las imágenes de los fallecidos para observar la crueldad, salvajismo, perversión y el rencor inhumado con el cual fueron privados de la vida los ciudadanos y ciudadanas, actos a los cuales condenamos de manera tajante y sentida.

Este grupo armado no solamente arremetió contra las mujeres y hombres que defendían sus derechos; también acometieron violentamente en los domicilios de varias mujeres como Okas Marissa Rangel Oviedo, ciudadana Ikoots quien hoy también es parte de las víctimas mortales y a quien previamente habían privado de su libertad junto con sus menores hijas y había sido encarcelada sin justificación, y que hoy ha dejado en la orfandad a sus pequeñas hijas, solo por el hecho de no someterse a los intereses de este grupo delincuencial que aspira a controlar el municipio por su ubicación estratégica para el tráfico de indocumentados y almacenamiento de combustible robado.

Con gran pesar, hacemos un llamado enérgico a todas las autoridades locales, nacionales, internacionales, así como a todas las instancias posibles, sean o no gubernamentales, a que brinden ayuda humanitaria inmediata a nuestro pueblo. Nuestro gobierno municipal trabaja con toda la dedicación, pero cuando los grupos que solo ven por sus intereses se coluden con organizaciones criminales, nuestros capacidades se reducen de gran manera y se ven limitadas.

Debido a la intervención de la Guardia Nacional fue que se dispersaron parcialmente los ataques, lo cual evito una desgracia de índoles mayores, pero aun así ni la misma guardia nacional, pudo contener los hechos por completo, rescatando con vida solamente a dos de mis ciudadanos indígenas de nombre Adán N y Rosario N.

Todo este conflicto comenzó a partir de que quienes se ostentan como autoridades de la agencia de Huazantlán del Río hicieron en semanas previas un bloqueo de paso hacia la Agencia de Santa Cruz en donde se iban a celebrar las fiestas patronales, bajo el mero afán de generar conflictos para desestabilizar a la región para así favorecer sus intereses. Pero ahora sus intereses han escalado a un grado muy grave, en el que ya no solo se trata de hechos violentos, sino de genocidio y feminicidio.

La postura de este gobierno municipal es brindar todo el apoyo que nos es posible a todas las víctimas, empezando por recuperar sus cuerpos, pero nuestros esfuerzos serán limitados mientras todas las autoridades y entes a las que he hecho un llamado de ayuda, no la brinden de manera verdadera. El grupo de mujeres agredidas habían solicitado medidas cautelares a derechos humanos previamente, mismas que no les fueron otorgadas. En su lugar, le fueron otorgadas a quien se ostenta como agente de Huazantlán del Río quien presuntamente está detrás de estos horripilantes actos que no se pueden sino catalogar como criminales. Hoy las 15 mujeres y hombres que son víctimas mortales son prueba de la culpabilidad y de la inocencia de unos y otros.

San Mateo del Mar lleva décadas sufriendo hechos violentos y generando víctimas a causa del grupo antagónico que solo busca beneficiarse a costa del pueblo ikoots. Sin embargo nunca había sucedido algo a este grado en el que estamos devastados y suplicando la colaboración inmediata para que se aplique justicia mediante la investigación de hechos, y que con ello se lleven a cabo medidas de prevención para San Mateo del Mar.

 

Hasta aquí el documento.

Mientras que hasta la tarde de este lunes no había ningún comunicado en torno a este condenable hecho, se sabe que elementos de la Guardia Nacional, policía del estado y policía vial estuvieron a punto de ser retenidos la noche de este domingo, luego de que una ambulancia lograra sacar del lugar a dos lesionados.

Al no haber ninguna información oficial, sólo se sabe que ayer domingo ocurrieron al menos dos enfrentamientos con un saldo fatal de 15 muertos.

En Facebook se ha publicado ocho fotografías de personas víctimas, varias de ellas semicalcinadas, entre las cuales se encuentran dos   mujeres, una de ellas menores de edad.

LA OTRA AGRESIÓN

El pasado 3 de mayo ocurrió una agresión similar con saldo de  un muerto, dos viviendas, cuatro vehículos de motor, una camioneta y dos mototaxis incendiados. En esa ocasión, los pobladores de Huazantlán del Río acusaron al edil de San Mateo del Mar, Bernardino Ponce Hinojosa de haber provocado el incidente.

Por estos hechos, la Fiscalía General, a través de la Vicefiscalía Regional del Istmo, inició la carpeta de investigación 14516/FIST/SALINA/2020 por el delito de homicidio calificado.

Asimismo, se inició la carpeta de investigación 14495/FIST/SALINA/2020 por el delito de lesiones, daños y privación ilegal de la libertad contra un masculino identificado como J. O. F., quien ya fue localizado y entregado a sus familiares.

Por su parte, el Centro de Derechos Humanos Tepeyac del Istmo de Tehuantepec y autoridades comunitarias ikoots o huaves denunció en esa ocasión  que un grupo armado presuntamente enviado por el presidente municipal de San Mateo del Mar, Bernardino Ponce Hinojosa, atacó a las autoridades de agencia municipal de Huazantlán del Río.

Horas después, fue localizado ejecutado Filemón V., de 60 años de edad, quien se desempeñaba como suplente del agente municipal de Huazantlán del Río perteneciente al municipio de San Mateo del Mar.

El cuerpo presentaba un impacto de arma de fuego en la cabeza  y fue localizado en el interior de una camioneta con placas de circulación MSE-79-13 del estado de México, la cual se encontraba en el tramo carretero Salina Cruz- San Pedro Huilotepec en inmediaciones de la colonia César Linton.

El Centro de Derechos Humanos Tepeyac hizo un enérgico llamado a las autoridades de los diferentes niveles de gobierno para atender urgentemente esta situación y no hacer caso omiso estos hechos reprobables que puede desbordarse aún más por la tensión que se vive actualmente es esas comunidades Ikoots o huaves.

Mencionaron la madrugada de este domingo, el edil Bernardino Ponce Hinojosa, asesorado por el porro Jorge Leoncio Arroyo Rodríguez, ordenó a atacar con armas de alto calibre a gente de la agencia municipal de Huazantlán del Río, que mantenían un retén en la única entrada al municipio de San Mateo del Mar como medida sanitaria por el coronavirus.

Se dijo que el grupo armado encabezado Bernardino Ponce Hinojosa quemó la casa del agente municipal José Luis Chávez y de igual forma incendiaron las oficinas de la autoridad de la comunidad, además le prendieron fuego a la vivienda del suplente del agente de Policía de la localidad Costa Rica.

Durante el ataque se reportaron algunos heridos por impacto de arma de fuego y dos vehículos quemados en la entrada a la comunidad de Huazantlán del Río, además de amedrentar con disparos en otras comunidades del municipio.

Por esta razón, autoridades comunitarias del municipio de San Mateo del Mar como Barrio Nuevo; Barrio Espinal; Barrio Deportivo; las agencias de Policía San Pablo; El Pacífico; Costa Rica; Colonia Juárez; Colonia Cuauhtémoc; Huazantlán del Río; San Martín y Villahermosa, exigieron castigo a los agresores.

Recordaron que “la Secretaría General de Gobierno del estado de Oaxaca, desde inicios del 2020 ha tenido conocimiento de la situación complicada que vive el municipio porque como autoridades comunitarias de las distintas agencias municipales de San Mateo del Mar, hemos acudido a las oficinas de la SEGEGO para solicitar su intervención y como siempre ha hecho caso omiso de las demandas de las comunidades indígenas”.

Acusaron que “Bernardino Ponce Hinojosa, desde que tomó posesión del cargo, no ha hecho nada más que amedrentar a la población con gente armada y encapuchados que asola el municipio, además de darse el lujo de no despachar en el palacio municipal, sino mantiene sus oficinas y el cabildo en la pequeña comunidad de La Reforma, de donde ordena las vejaciones a nuestros paisanos”.

 

Compartir

Dejar respuesta