Con una trayectoria que se inició a los 12 años en la Orquesta Comunitaria de Texcoco, el joven trompetista Aldo Montaño Arpide es uno de los siete mexicanos seleccionados para integrarse a la Orquesta de las Américas y participar en una serie de clases magistrales por internet.

Si la contingencia internacional lo permite, en agosto Aldo viajaría a Rusia para unirse al resto de los músicos para realizar conciertos en la Cumbre Internacional de Orquestas, donde se conmemorará el 75 aniversario del fin a la segunda guerra mundial. El músico tendrá la oportunidad de trabajar con maestros como Paul Merkelo y Franco Carranza, trompetistas principales de la Orquesta Sinfónica de Montreal y la Orquesta Sinfónica Nacional de Perú, respectivamente.

El músico de 20 años es muy claro cuando afirma que “los músicos no procuramos la vida, como lo hacen los médicos, pero como el resto de disciplinas artísticas, sí ayudamos a niñas, niños, hombres, mujeres y ancianos a que vibren con lo que hay en su ser, a que sientan ese chispazo que los motive a abrir y cambiar su rumbo”.

Con un proceso de selección en el que cada año participan más de cinco mil jóvenes, la Orquesta de las Américas es una agrupación panamericana que reúne a los mejores 80 músicos jóvenes del continente, desde Canadá hasta la Patagonia. El año pasado, Aldo no pudo inscribirse porque tenía una lesión en el labio que le impedía tocar.

Sin embargo, dice, en diciembre de 2019 y principios de este año se concentró para hacer una buena audición y resultó seleccionado. “Es una motivación y una oportunidad muy gratificante. La residencia en Rusia se realizará en agosto, siempre y cuando la situación de la contingencia sanitaria internacional lo permita, toda vez que la que se tenía prevista en Panamá se pospuso y por ello estamos teniendo sesiones interactivas”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta