Restaurantes y gimnasios en Francia y en otras naciones europeas, reabrieron tras el confinamiento por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad covid-19; sin embargo, la mayoría de los dueños de estos negocios aún no están seguros de que puedan sobrevivir con las restricciones que aún persisten, además de que muchos comensales prefieren seguir refugiados en sus casas.

Los legendarios cafés y restaurantes parisinos reabrieron hoy por primera vez desde que la pandemia del coronavirus los obligó a cerrar sus puertas el 14 de marzo. La autorización fue anunciada de forma sorpresiva por el propio presidente de Francia, en un discurso televisado a la nación el domingo por la noche.

Los restaurantes fuera de la región de París reabrieron a principios de mes, y se permitió a los cafés de París servir a los clientes en el exterior, sin abrir sus puertas.

También hoy, Tailandia suavizó aún más las restricciones de operación a bares y restaurantes. Los numerosos restaurantes de Bangkok, que volvieron a abrir en mayo después de estar cerrados durante más de un mes, ahora pueden volver a servir bebidas alcohólicas y ya no hay toque de queda.

La falta de bebidas alcohólicas redujo aún más los márgenes de ganancia en esa golpeada rama de la economía.

Fitness se tambalea

Los gimnasios y otros negocios relacionados con la salud han estado entre los más afectados durante la pandemia. La cadena Gold’s Gym, fundada en Venice, California, por el exculturista Joe Gold, solicitó protección federal por bancarrota el mes pasado y otros negocios similares se tambalean.

24 Hour Fitness solicitó protección por quiebra. La compañía dijo el lunes que ha obtenido alrededor de 250 millones de dólares mediante el llamado financiamiento del deudor en posesión. La empresa anticipa que el financiamiento, junto con el efectivo de sus operaciones, le proporcionará suficiente liquidez y le permitirá continuar operando sin interrupción a medida que reestructura sus finanzas.

GNC Holdings llegó a un acuerdo con sus acreedores para extender las fechas de vencimiento de algunos préstamos. La compañía dijo en una presentación reglamentaria que debido a covid-19, no esperaba poder satisfacer algunas condiciones. La compañía dijo que continúa explorando todas las opciones estratégicas disponibles para refinanciar y reestructurar su deuda.

Robot para desinfectar

Muchas personas refugiadas en casa se han dado cuenta de lo necesario que puede ser un robot cuando se trata de limpieza. Los pedidos de la aspiradora autómata iRobot fueron mucho más fuertes de lo esperado durante el segundo trimestre y la compañía aumentó sus expectativas de ventas. iRobot ahora anticipa ingresos en el segundo trimestre de entre 260 y 270 millones de dólares. Previamente había pronosticado que sus ingresos bajarían frente a su nivel del primer trimestre, cuando fueron de 193 millones.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta