CIUDAD DE MÉXICO.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó ayer que durante el segundo semestre de 2020 iniciará el estudio multidisciplinario de los yacimientos de fósiles descubiertos en los terrenos donde se construye el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en la Base Aérea de Santa Lucía, así como los restos descubiertos del espacio Tultepec II, ubicado en San Antonio Xahuento, ambos en Estado de México, tan sólo separados por una distancia, en línea recta, de 14 kilómetros.

La finalidad del proyecto, detalló la dependencia, es conocer 20 mil años de historia de la vida en el noroeste de la Cuenca de México, en lo que fueron las orillas del lago Xaltocan, uno de los cinco lagos de dicha región, junto con Texcoco, Zumpango, Chalco y Xochimilco.

Además de explorar las interacciones de la fauna del Pleistoceno Tardío, hace por lo menos 10 mil años, con las primeras poblaciones humanas, en esa región lacustre que hoy revelan una riqueza para la ciencia, detallaron ayer Pedro Francisco Sánchez Nava, coordinador nacional de Arqueología, y Felisa Aguilar Arellano, presidenta del Consejo de Paleontología.

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

Compartir

Dejar respuesta