Tras las 72 horas del cierre de la Central de Abasto, se aplicarán medidas que garanticen la salud de los locatarios y de quienes acudan a realizar sus compras a este lugar.

El subdirector de Proximidad Social de la Policía Municipal, Marcos Freddy Hernández López, indicó que las acciones son coordinadas con el gobierno estatal, para disminuir los riesgos de contagio de Covid-19.

Incluso, en los alrededores de este centro comercial durante este fin de semana se desvía la circulación para que los vehículos no pasen por el lugar, tampoco se permite el paso a los peatones.

Las medidas son extensivas a todos los mercados de la ciudad, los cuales también cerrarán de manera escalonada para que se realice el proceso de desinfección.

Compartir

Dejar respuesta