En medio de la pandemia del coronavirus SARS CoV-2, Brasil produjo más automóviles durante el mes de mayo que México, lo que revierte la tendencia normal de producción de coches en America Latina.

Antes de la pandemia, ambos países producen un total de medio millón de autos al mes. En mayo, Brasil fabricó 43 mil 100 unidades y México 22 mil 119, con bajas interanuales del 84 por ciento y 93 por ciento, respectivamente. Aún así, las cifras fueron significativamente más altas que el abril, cuando sus plantas estaban paralizadas por la pandemia.

La industria automotor enfocada en las exportaciones de México ha estado lentamente reabriendo bajo la presión de su mayor socio comercial, Estados Unidos.

En Brasil, la producción está más enfocada en los consumidores locales y las compañías han tenido libertad en gran parte para decidir sobre cuándo reiniciar los trabajos.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea) brasileña proyectó el viernes que las ventas finalizarán el 2020 un 40 por ciento por debajo del año pasado, a mil 675 millones de unidades, en su primera proyección oficial sobre el impacto de la crisis.

La industria brasileña esperaba que el 2020 marcara una producción de más de 3 millones de unidades por primera vez en años. Pero la crisis del coronavirus aplastó dichas expectativas, en conjunto con gran parte de la economía mundial.

Las exportaciones se derrumbaron un 91 por ciento en Brasil a nivel interanual, mientras que México vio un desplome del 95 por ciento.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta