Alexi Espinoza

Un grupo de regidores del Ayuntamiento de Santa Lucía del Camino acusó al edil, Dante Montaño Montero de exponer al personal al contagio  por coronavirus al enviarlos a vender alimentos en colonias populares como parte de actos anticipados de campaña disfrazados de “apoyos sociales”.

Los integrantes del cabildo también denunciaron al munícipe de no otorgarles equipo de protección a policías, trabajadores de limpia y personal administrativo que, además,  no cuentan con Seguridad Social,

Los cinco concejales convocan a Dante de manera inmediata a una sesión extraordinaria de cabildo para analizar el manejo integral de la pandemia que ubica a Santa Lucía del Camino como uno de los principales municipios conurbados con una elevada cifra de contagios de esta enfermedad.

La regidora Nallely Ortiz Jiménez, de Equidad de Género; Jesús López Rodríguez, de Gestión Gubernamental; Adrián Pérez Rojas, de Obras Públicas; Carmela Cruz Martínez, de Salud y Ecología, así como Hemerson  Cortés Vicente, de Derechos Humanos, firmaron el documento dirigido al edil con copia al presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, al gobernador del estado Alejandro Murat Hinojosa, a la secretaria de Gobernación; a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO); a la Fiscalía Especializada en Materia de Combate a la Corrupción y al Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Oaxaca (IEEPCO).

Precisan que los actos anticipados de campaña disfrazados de apoyos sociales ponen en riesgo la vida de los habitantes, por lo que le exigieron que dote de insumos de protección no solo a los trabajadores sino al pueblo en general y no utilizar logotipos de ningún partido, ni de ningún funcionario, en los productos que reparte.

A través de un oficio advirtieron que de no realizar la sesión de cabildo para acordar acciones en favor de la ciudadanía acudirán a las instancias federales y estatales para fincarle responsabilidades.

Asimismo acusan al edil de ser una persona desleal al no ayudar al regidor  Antonio Pacheco Ramírez, que en más de una ocasión envío a repartir despensas, lo que derivó en su deceso al infectarse de coronavirtus.

Y es que debido a que los trabajadores del Ayuntamiento no cuentas con seguridad social, tienes que acudir a la clínica municipal, centros de salud y casas de salud instaladas en la demarcación municipal, que no cuenta con médicos especializados ni medicamentos, lo que no garantiza una atención adecuada para el personal que constantemente está expuesto al coronavirus.

Finalmente, le exigieron cuentas claras, informar mensualmente el cabildo y al pueblo en redes sociales del destino de los gastos realizados con motivo de la presentación de la presente estrategia.

TDG/WLT

 

Compartir

Dejar respuesta