Derivado de la pandemia y la falta de apoyos del gobierno, dueños de empresas no han podido resistir el embate de cero ingresos y pérdida de empleos por lo que ya comenzaron a cerrar, aseguró el presidente de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales, Francisco Cervantes.

«Sabíamos que, el cero apoyo era letal y se traduciría en una alta mortalidad de empresas y pérdida de empleos. Es muy alto el porcentaje de dueños de empresas que han tenido que declararse en quiebra y más aun los que hoy ven como único futuro suspender en definitiva las operaciones de sus empresas, esto último significa desempleo”, reiteró Cervantes.

En el Octavo Informe Industrial Covid, el presidente de Concamin lamentó que el gobierno no haya querido tener un acuerdo para evitar la pérdida de un millón de empleos que al momento ha dejado el paro económico por la pandemia y garantizó que la Confederación centrará sus esfuerzos en recuperarlos a como dé lugar.

En medio de esta crisis, los industriales consideraron erráticas decisiones del gobierno como quitarle a la industria pesquera el único estímulo que tenían a través del IEPS al diésel marino.

«El viernes pasado nos dieron un golpe muy duro porque nos quitaron ese beneficio y realmente el impacto que se está dando a la industria pesquera y acuícola es brutal. Una embarcación pesquera tiene mucho gasto de combustible”, enfatizó Humberto Becerra, presidente de Canainpesca.

Explicó que un alto precio del diésel marino le quita competitividad a México en momentos en que está por iniciar el nuevo tratado comercial, pues en Estados Unidos el precio por litro es de 5 pesos con 80 centavos y en México es 18.9 pesos por litro.

En el panel, los industriales aseguraron que a unos días de entrar en vigor el nuevo tratado comercial, T-MEC, ya detectaron que algunas empresas de Estados Unidos quieren usar el mecanismo de “Respuesta Rápida” para acusar a algunas empresas mexicanas de no cumplir en materia de libertad y democracia sindical.

«Vamos a estar como se dice: en el ojo del huracán. Ya hemos detectado en Estados Unidos el interés de algunos gremios de algunos de usar este mecanismo para, si puedo usar la palabra de una forma proteccionista y ahí hay un potencial riesgo de que seamos sujetos a estos paneles de solución de controversias”, insistió Eugenio Salinas, negociador por parte de Concamin en el T-MEC.

Explicó que ante este posible embate, las empresas ya están usando una “medicina preventiva” que consiste en aplicar auditorías internas y ajustes, de ser necesario, en su relación con sus sindicatos y trabajadores y demostrar que las empresas están cumpliendo.

Esta nota originalmente se publicó en Noticieros Televisa

Compartir

Dejar respuesta