El Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento (IDIC) advirtió que el costo de que el gobierno no apoye al sector privado será muy grave en materia de empleos, lo que a su vez provocará que la cifra de pobres en México aumente a 70 millones.

“Ante las limitantes presupuestales del gobierno, la única alternativa es generar el entorno adecuado para que las empresas, puedan sacar adelante al país. El costo de no hacerlo, con cifras del Inegi; que la pobreza, podría pasar de 61 millones, a más de 70 millones de mexicanos al final del año. Esa pérdida de 12.5 millones de fuentes de empleo, podría prolongarse hasta fines de 2020”, anticipó el director del organismo, José Luis de la Cruz.

En videoconferencia, expuso que es estrictamente necesario llegar a consensos e impulsar acuerdos que permita que el sector privado apoye y contribuya a un sector público que tiene ingresos limitados, lo que favorecerá que no se pierdan empleos y se mejoren las condiciones que dejará el covid-19.

“Si no vamos a recurrir a endeudamientos, si no va haber apoyo de la banca de desarrollo y sin programas de reactivación contingente; cómo vamos a tener una recuperación rápida. La respuesta es el sector privado. Si se le da certidumbre, se promueve la inversión el sector va a poder moverse y contribuir al desarrollo de México”, resaltó.

Recordó que se van a requerir 400 mil millones pesos adicionales a lo que estaba disponible en los fondos y en los fideicomisos que se están utilizando en éste año, “pero para el 2021 se van a requerir otros 600 mil millones de pesos. Lo que se requiere en estos dos años es un millón de millones de pesos para lograr las metas de recaudación y con ello de gasto e inversión que el gobierno estaba planificando”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta